2018 Iglesia OCT 2019 Sin categoría

El Escapulario del Carmen no es un amuleto

El escapulario es el signo externo de devoción mariana, que consiste en la consagración a la Santísima Virgen María por la inscripción en la Orden Carmelita, en la esperanza de su protección maternal.

Manuel de Jesús Cerrato

www.suyapamedios.com

El escapulario del Carmen es un sacramental, según el Concilio Vaticano II, «un signo sagrado según el modelo de los sacramentos, por medio del cual se significan efectos, sobre todo espirituales, que se obtienen por la intercesión de la Iglesia».

Consagración: El presbítero Luis Martínez  de la parroquia Santa Teresa de Jesús de la Colonia 15 de septiembre dijo que “pertenecer a María” es reconocer su misión maternal sobre nosotros y entregarnos a ella para dejarnos guiar, enseñar, moldear por Ella y en su corazón. Así podremos ser usados por Ella para la extensión del Reino de su Hijo.

El sacerdote comentó que portar el escapulario, y durante toda la vida, es muy importante que sepamos apreciar su profundo y rico significado, como pertenencia a una orden a la del Carmen con obligación de vivir su rica espiritualidad y su propio carisma.

Por su profundo simbolismo mariano, por los grandes privilegios y por el gran amor y privilegiada asistencia, que ha manifestado a través de los siglos la Santísima Virgen del Carmen a quienes visten devotamente su escapulario, es lo que tan prodigiosamente se ha extendido por doquier esta piadosa devoción de vestir su escapulario acotó el religioso.

Signo  Por su parte Fray  Melvin Beltrán de la Orden de los Carmelitas dijo que el escapulario es un espejo de la humildad y de la castidad de María; por su sencillez nos invita a vivir modestamente y con pureza. Llevándolo día y noche es signo de nuestra oración continua y de nuestra particular dedicación al amor y al servicio de la Virgen María.

Ser hijo de la Virgen María del Monte Carmelo, manifestó Fray  es aprender a ser hermano, padre y amiga del pueblo de Dios que se me ha confiado, porque “con tan buena Madre, no queda más que imitarle concluyó.

Por su parte Suyapa Vásquez  feligrés manifestó que siempre porta el escapulario y aseguró que no le gusta que los hermanos separados le digan que es un amuleto, al recordar que un sacerdote le explicó que es un signo de consagración a la Virgen María.

Testimonios San Alfonso Ligorio y San Juan Bosco tenían una especial devoción a la Virgen del Carmen y usaban el escapulario. Cuando murieron los enterraron con sus vestiduras sacerdotales y con su escapulario. Muchos años después cuando abrieron sus tumbas encontraron que sus cuerpos y todas las vestimentas estaban hechas polvo, sin embargo sus escapularios estaban intactos. El escapulario de San Alfonso está en exhibición en su Monasterio en Roma, San Juan Pablo II reconoció que él mismo llevó el escapulario del Carmen desde sus años de juventud.

 

Opiniones

Melvin Beltrán

Fray

“El primer escapulario como fraile Carmelita Descalzo, lo recibí el 14 de diciembre del año 2000, cuando inicie la experiencia del noviciado, me ha amado, custodiado y protegido por mi Madre María del Monte Carmelo, todo un proceso”.

Danilo Carrión

Servidor

“Es algo muy importante entre mi vida, porque es la comunicación que yo tengo a diario con mi Señor Jesús a través de su Santísima Madre rezando el rosario todos los días, no es un amuleto, para mi es algo en que tengo una inmensa fe”.

 

José Adrián Fonseca

Niño.

“Yo uso el escapulario para que Dios me bendiga y me cuide todos los días y porque yo quiero mucho a la Virgen María he aprendido en catequesis y de mi papá y mamá que me han enseñado lo que significa andar con el todos los días”.

 

Suyapa Vásquez

Feligrés.

“Yo soy devota de la Virgen del Carmen, ella es la reina del purgatorio, un sacerdote me explicó que antes de morir lo que uno debe de llevar es el escapulario, porque es un signo para defenderse del enemigo yo le tengo una gran fe”.

A %d blogueros les gusta esto: