Actualidad

La Iglesia en Nicaragua recibe duros ataques en medio de crisis política

Desde el 18 de abril el país centroamericano vive sumido en la violencia por reclamos populares
Marco Cálix
http://www.suyapamedios.com
Los ataques a capillas, santuarios, basílicas, obispos y sacerdotes por parte de grupos de choque y paramilitares a fines al régimen de Daniel Ortega, obedecen a una respuesta de intolerancia de quienes ostentan el poder de Nicaragua desafiando el clamor de la mayoría de la población que quiere vivir en libertad y paz, y que están cansados de la corrupción y la injusticia.Portavoz de la Conferencia Episcopal de Honduras, presbítero Juan Ángel López se muestra preocupado por esta situación, porque él mismo la califica como algo que no es nuevo, pero que llama la atención por el hecho de que se entró a un templo en donde se golpeó a dos obispos entre ellos el Cardenal Leopoldo Brenes y el auxiliar de Managua Monseñor Silvio Báez. “Estaban en un Basílica Menor, esto demuestra que esto se está saliendo de las manos y se denota la incapacidad de dialogar, de escucharse y de respetarse sobre todo” agregó el padre Juan Ángel.
Para que Nicaragua pueda salir de la crisis social y política, es necesario fortalecer el sistema democrático y que los que ostentan el poder depongan sus intereses y sean más tolerantes al pensamiento contrario, aseguró el presbítero.
“Tenemos que aprender a encontrar los espacios para prever estas situaciones, a este nivel de intolerancia en el que se afectan nuestras democracias que ya de por si son débiles” agregó López y remarco que en muchas ocaciones las instituciones pierden sus valores y consistencias, cuando son drigidas por personas que irrespetan la verdad

Pronunciamiento La Conferencia Episcopal de Honduras también se ha pronunciado con las demás conferencias de la región Centroamericana en torno a esta situación, a través de un comunicado, que en una de sus partes dice: “A ustedes, hermanos Obispos, a sus Sacerdotes, Religiosas, Religiosos, Seminaristas y fieles laicos, que ejercen su labor pastoral, les animamos para que su fe y su esperanza no desfallezcan y continúen anunciado el Reino de Dios, que “es justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo”, (Rm. 14, 17).”

Posible abandono Desde un principio, Iglesia en Nicaragua se ha ofrecido como mediadora en este conflicto, pero la Conferencia Episcopal descartó abandonar la mesa de diálogo nacional, a pesar del ataque verbal y físico que sufrieron los religiosos en la Basílica de San Sebastián.
Para el analista internacional Graco Pérez, el papel de la Iglesia es fundamental, esto por su posición de defender a los pobres y sobre todo a los jóvenes quienes fueron los que comenzaron con las protestas el pasado 18 de abril por las reformas que había propuesto el gobierno de Daniel Ortega a la ley del seguro social, en donde se verían afectados sectores de la población como la tercera edad y las mujeres embarazadas.
Acciones repetidas
Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Ortega también como presidente, cuyas acciones contra la población civil, han dejado al menos 320 muertos, según organismos humanitarios. La oposición armada fue organizada por los Estados Unidos, que formó la llamada contra y hundió al país en una guerra civil y produjo una presión sobre en todos los campos posibles.
250 decesos Es la estadística que manejan los derechos humanos Nicaragua desde el pasado 18 de abril. Entre los fallecidos hay un monaguillo de años que murió en los enfrentamientos contra los grupos de choque.

“Rezo por las victimas de Nicaragua. La Iglesia es siempre partidaria del dialogo, que requiere de un compromiso activo para que se respete la libertad y ante todo la vida”.
Francisco
Papa

A %d blogueros les gusta esto: