Actualidad Sin categoría

Desde tres centros penales: Trasladan a 253 privados de libertad

Mantener el orden y control en los centros penales es la misión del Instituto Nacional Penitenciario (INP), y en su cumplimiento realizó hoy el traslado de 253 privados de libertad que permanecian recluidos en tres establecimientos penales ubicados en las zonas Centro, Oriente y Occidente del país.

Autoridades del INP, informaron que de la Penitenciaria Nacional de Támara (PNT), en Francisco Morazán se traslado a 115 privados de libertad, todo integrantes de la Pandilla 18, entre ellos varios líderes de la organización, cuyo destino es el Centro Penitenciario “El Pozo I”, en Ilama, Santa Bárbara.

Asimismo, de “El Pozo I”, se traslado a 130 internos, todos de minima seguridad y que no pertenecen a maras y pandillas, los cuales estará en la Penitenciaria Nacional de Támara.

Del Centro Penitenciario “El Pozo II”, en Moroceli, El Paraíso se tralado a ocho privados de libertad: cinco integrantes de la Pandilla 18 y tres de la Mara MS-13; todos con destino al centro penal de máxima seguridad “El Pozo I”.

Cronología

En horas de la madrugada, miembros de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional Fusina (Fusina) de manera simultanea, acordonaron las instalaciones de los establecimientos penitenciarios para luego recibir instrucciones de la ejecución del operativo.

Cuando el reloj marcaba las 6:00 am, los militares ingresaron a las instalaciones y se dirigieron a cada una de las celdas para colocar los aros de presión o chachas a cada uno de los privados de libertad, asimismo, los grilletes.

Uno a uno, los internos fueron llevados a los camiones militares que los trasladaria a sus nuevos aposentos, donde tendrán que adaptarse a las medidas de seguridad y control implementadas por las autoridades penitenciarias en cumplimiento a la ley.

A manera iban ingresando a los camiones, los privados de libertad eran acomodados en las bancas y asegurados a las mismas para evitar cualquier tipo de inconveniente. Al mismo tiempo que miembros de la Policía Militar del Orden Público (PMOP), de colocaban de manera estrategica en el interior de los camiones.

Máxima seguridad

Los internos trasladados a “El Pozo I”, tendrán que adaptarse a las estrictas medidas de control como: permanecer en sus celdas 23 horas del día y una hora serán llevados a un espacio acondicionado con láminas traslucidas para que reciban la luz solar.

Cabe resaltar, que en dicho establecimiento penitenciario se cuenta con un hospital para atender cualquier emergencia, hay personal médico y de enfermeria las 24 horas del día. Los internos reciben alimentación balanceada a tráves de una dieta diseñada por especializados nutricionistas del INP.

Los centros penitenciarios “El Pozo I y II”, fueron construidos como parte esencial de la transformación del Sistema Penitenciario impulsada por el presidente Juan Orlando Hernandez, que incluye concentrar a los miembros y líderes de organizaciones criminales en cárceles de máxima seguridad para evitar que ordenen crimenes de impacto, extorsiones, secuestros y otros actos delictivos.

Actualmente, en todos los establecimientos penitenciarios se cuenta con bloqueadores de señal telefónica lo que ha evitado que desde los centros penales se ordene cualquier hecho criminal que ponga en peligro la vida de la ciudadania.

A %d blogueros les gusta esto: