2018 Familia Iglesia Noticias

Países y Conferencias Episcopales continúan solidarizándose con Nicaragua.

Tras las agresiones que sufrieron los obispos y miembros de la prensa el lunes, que siguieron a aquellas sufridas por la comunidad del departamento de Carazo, siguen uniéndose los países de América Latina en una manifestación solidaria de cercanía y de repudio a la violencia.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Oficina Regional del Alto Comisionado de las Naciones Unidasrechazaron enfáticamente las agresiones sufridas por varios integrantes de la Iglesia Católica en Diriamba el lunes, dando un alerta sobre la “campaña de estigmatización” que sufren las personas, entre ellas la Iglesia católica, por su trabajo de protección a la integridad física de las personas manifestantes y por su fundamental rol en la mediación del Diálogo Nacional.

En un comunicado exhortaron al Estado a que se abstenga de hacer declaraciones públicas que estigmaticen a actores que defienden los derechos humanos y otros que integran el proceso de Diálogo Nacional. Esta estigmatización –aseguraron- puede incentivar la violencia en contra de las personas en razón de sus opiniones.

Mientras tanto siguen llegando mensajes de solidaridad y rechazo a las violencias, y de llamado al diálogo, por parte de las conferencias episcopales de América Latina. En efecto después de Costa Rica, Panamá, Argentina y México, también los obispos de Guatemala, Cuba y Honduras, enviaron su mensaje a los Obispos de Nicaragua.

Por su parte la Conferencia Episcopal de Honduras – junto con todo el pueblo hondureño, manifestó su apoyo, solidaridad y acompañamiento en todo su actuar pastoral a los obispos. “A la Iglesia que peregrina en Nicaragua ha tocado ahora cargar con el dolor y sufrimiento de todo el pueblo nicaragüense”, escribieron.

cq5dam.thumbnail.cropped.750.422
Tras la agresión los obispos se dirigieron a la Catedral de Managua