2018 Arquidiócesis Break Sin categoría

¿Qué significa el escapulario? Fray José Luis Escobar comparte su experiencia.

José Luis Escobar, es un joven carmelita que sirve como Presbítero en la Parroquia Santiago Apóstol de Lepaterique, un municipio a unos 45 minutos de la capital de Honduras y donde la presencia carmelita, es grande. Desde muy chico, se sintió llamado por el carmelo, una acción que le llevó a decidir entregar su vida al servicio ministerial desde la óptica de la Virgen del Carmen. Aquí la historia.

EL ESCAPULARIO SIGNO AMOR MATERNAL DE MARÍA

En mi caso tuve la suerte de estudiar en una escuela católica, siempre en nuestras clases los profesores abordaban temas de nuestra fe. Recuerdo con mucho cariño a una Profesora en especial, Reyna Xiomara Acosta se llama, ella siempre dedicaba tiempo para educarnos en la fe durante las clases, fue por ella que conocí la devoción a la Virgen del Carmen y el escapulario.

Cuando yo tenía 12 años nos invitó a ir a la misa de la mañana del 16 de julio y nos recomendó que vistiéramos el escapulario, fue así como comencé a acercarme a esta práctica mariana. Con seguridad afirmo, que esto me fue marcando a tal punto que me definió mi vocación en la Orden de los Carmelitas Descalzos.

carmenv 3.JPG

Con el paso del tiempo he ido entendiendo lo que encierra para mí el escapulario:

  1. El escapulario es un regalo de María para el cristiano que quiera vestirlo, es signo del amor materno de María en mi vida.
  2. Y ya que María es la primera discípula de Jesús, es escapulario es signo de que quien lo viste quiere revestirse de las virtudes y el ejemplo de vida de Cristo.
  3. Por la forma que tiene el escapulario semejante a un delantal (que se utiliza para no ensuciarse), el escapulario es signo de la protección amorosa de María en el camino de seguimiento de Jesús, ella me acompaña para no ensuciarme en el mal.

En una ocasión que visitamos a las Carmelitas Misioneras de Santa Teresa en Guatemala, la superiora tuvo el detalle de darnos a todos un escapulario, y de hecho ella mismo nos lo puso. Cuando lo iba colocando noté que ella dejaba que la pieza de tela de adelante llevara el escudo y la pieza de tela que lleva la imagen de la Virgen María la dejaba atrás, esto me llamó la atención y le pregunté por qué nos los puso así, ella me dijo: “Porque usted es un soldado de Cristo, por eso el escudo va adelante y sus espaldas las cuida María”. Yo me quedé sorprendido y contento con la respuesta.

ESCAPULARIO 2.jpg

En conclusión, el escapulario es signo que de una alianza con Jesús y con nuestra Madre, que debe recordarnos nuestra primera alianza: mi bautismo. Es por eso que vestirlo debe ser un compromiso de vivir los valores del Evangelio y el deseo de configurar mi vida con la de Cristo. No basta con andar puesto el escapulario para creerme ya salvado, ya que el escapulario no es pasaporte de salvación y menos cuando mi vida es indiferente a mi prójimo y a Dios. Tampoco tengo que entender el escapulario como un amuleto de buena suerte. El escapulario debe ser signo de mi opción de vida, la que dijo san Pablo a los efesios (4, 22.24): “despojarse del hombre viejo” (el hombre egoísta) para “revestirse del hombre nuevo” (el hombre que ama como Jesús amó).