2018 Break Sin categoría

Papa Francisco asiste al funeral del Cardenal Jean Louis Tauran.

El cardenal decano Angelo Sodano celebró en el Vaticano el funeral de Jean-Louis Tauran, el prestigioso cardenal camarlengo fallecido el 5 de julio mientras recibía tratamiento médico en EE.UU. Muchos quisieron participar en el último adiós al purpurado. También el Papa Francisco, a pesar de que está de vacaciones y el protocolo no prevé que asista a esta misa sino solo a la parte final. Además, asistieron representantes del Islam, como agradecimiento por el trabajo del cardenal en el Dicasterio para el diálogo interreligioso.

PAPA EN FUNERAL 2.jpg

El encargado de presidir las exequias, fue el Cardenal Ángelo Sodano, quien dijo del ya fallecido camarlengo: “Era justo que hoy participáramos tantos para dar gracias al Señor por habérnoslo dado, repitiendo la famosa oración de San Agustín: Señor, no nos lamentamos porque nos lo has quitado sino que te damos gracias por habérnoslo dado”. Tras la ceremonia, el Papa bendijo con agua bendita los restos mortales del cardenal, y los despidió con incienso. Fue un poderoso gesto de agradecimiento hacia este leal colaborador de tres papas.

PAPA EN FUNERAL.jpg

El cardenal Tauran fue ministro de exteriores de Juan Pablo II; Benedicto XVI lo nombró prefecto del Dicasterio para el diálogo interreligioso, y Francisco le confió el cargo de cardenal camarlengo. El purpurado francés, había viajado en julio en EEUU para tratarse del mal de Parkinson que padecía desde hacía mucho tiempo. Tenía 75 años y durante más de una década guió el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso.

CARDENAL TAURAN 2.jpeg

Entre las imágenes más conocidas se destaca la del anuncio de la elección del Papa Francisco desde el balcón central de la Basílica de San Pedro. Cabe destacar que el Papa Bergoglio dirigió unas palabras de gran afecto en el telegrama de pésame que envió la semana pasada a la hermana del Tauran. En efecto, Francisco lo recordó como “hombre de fe profunda”, apreciado sobre todo por sus “relaciones de confianza y estima” que supo establecer con “el mundo musulmán”. Recordamos asimismo que el purpurado será enterrado en Roma, en la Basílica de San Apolinario en las Termas Neronianas-Alejandrinas, de la que era titular.