Arquidiócesis

Mitos y realidades de la Medalla de San Benito

La medalla de San Benito es de los sacramentales más reconocidos por la fe del pueblo católico
Oscar Josué Cerrato
http://www.suyapamedios.com
San Benito Abad es uno de los hombres más reconocidos en el santoral católico, quizá no por su legado o enseñanzas doctrinales, sino por la medalla que se le adjudica y que a lo largo de ya más de 500 años, tiempo en el que la función específica de este signo se ha distorsionado por la mala práctica de muchos y la ignorancia de fe en algunos otros. Lo que si es cierto, es que este sacramental está reconocido por la Madre Iglesia como tal, siendo una gracia particular a quien lo porta.

Origen El origen de esta medalla se fundamenta en una verdad y experiencia del todo espiritual que aparece en la vida de san Benito, tal como nos la describe el Papa san Gregorio en el Libro II de los Diálogos. El Padre de los monjes usó con frecuencia del signo de la cruz como signo de salvación, de verdad, y purificación de los sentidos. San Benito quebró el vaso que contenía veneno con la sola señal de la cruz hecha sobre él. Cuando los monjes fueron perturbados por el maligno, el santo mandó que hicieran la señal de la cruz sobre sus corazones. Una cruz era la firma de los monjes en la carta de su profesión cuando no sabían escribir. Todo ello no hace más que invitar a sus discípulos a considerar la santa cruz como señal bienhechora que simboliza la pasión salvadora del Señor, por la que se venció el poder del mal y de la muerte.

Beneficios La portación de la medalla logrará en los fieles, la obtención de indulgencias plenarias conforme el cumplimiento de las exigencias regulares, que son: la confesión, la comunión eucarística, orar por las intenciones del Papa y lleva consigo el sacramental, podrá obtener esta gracia especial el día 11 de julio en la fiesta de San Benito. Providencialmente, esta medalla es un sacramental reconocido por la Iglesia con gran poder de exorcismo.

Significado Lo popular de esta medalla, ha dado pie a su utilización pagana, atribuyendo la fortuna y la suerte en su acción; para el Padre Daniel Velásquez, esta medalla ‘’no es un amuleto de buena suerte sino un sacramental con el cual el Señor Jesús puede bendecirnos’’. Para este joven Presbítero, ‘’no es por llevar la medalla de San Benito que tendremos un buen día sino, confiando en el Señor al que encomendamos nuestras vidas’’. Además de los beneficios e indulgencias que se logran obtener con esta medalla, requiere un compromiso cristiano y un testimonio que vaya acorde al santo y a su enseñanza.

‘’Para los hijos de Dios, la medalla de San Benito debe ser un sacramental que nos lleve a confiar más en el Señor para así, vencer al maligno’’.
Daniel Velásquez
Presbítero

Aspectos importantes
1 Mal uso
Debido a la gran propagación de la medalla de San Benito en todo el mundo, se han tendido a tergiversar los significados, beneficios y valores de la misma, utilizándola en ropa, amuletos, brujería, hechizo y hasta en tatuajes. Esto evidencia que más que una devoción promueve una moda sin sentido alejado de lo que realmente el sacramental expone.

2 Legado
La medalla es ciertamente un sacramental que la Iglesia ha aprobado, pero el trasfondo de su significado está cimentado en la figura de San Benito Abad, un hombre que determinó su vida en la entrega desde la sencillez, pobreza y encuentro con Dios. Este sacramental, es un claro recuerdo de la fervorosa oración que vivió el santo y de su vida ermitaña.

3 Gracia
Con la portación de la medalla de San Benito por muchos fieles en el mundo, también este signo eficaz de la gracia de Dios se ha utilizado en diversos casos de exorcismos. Según los Sacerdotes que han incurrido a su uso, la presencia de la medalla es de gran ayuda para expulsar demonios y para permitir incluso que no se acerquen a casas o personas.