2018 Break Deportes Sin categoría

(MUNDIAL) Brasil deja a México sin el sueño del quinto partido.

El Mundial de Rusia 2018, poco a poco va definiendo a los favoritos en enfrentamientos que han salido fuera de la lógica esperada.

BRASIL MEXICO 21.JPG

En el primer duelo de este lunes, Brasil se impuso por 2-0 a México, en un partido deslucido del tricolor que a pesar de controlar la posesión del balón en largos tramos del partido, no encontró atinar ninguna de las posibilidades. Los goles para la »verdeamarela» llegaron hasta la segunda mitad, una gran jugada colectiva de los brasileros llegó a pies de Willian que esquivando de gran manera a la defensa azteca, sirvió rasante frente a Memo Ochoa que vio como Neymar cerraba la pinza para marcar el primero al 51′. Luego y con solo dos minutos en el campo, Roberto Firmino sentenció las aspiraciones mexicanas al marcar el definitivo luego de un rebote al disparo del 10 brasileño que el meta no pudo controlar. Fue un 2-0 bastante tranquilo para el »scratch» que avanza a paso firme. Para México ha sido su séptima eliminación consecutiva en octavos de final, racha que frustra a los jugadores pero más a la afición que pide algo más del tri.

A medio día hondureño, Bélgica y Japón libraron una batalla digna de los mundiales, tanto en goles de buena factura como en estilos de juego bien definidos.

BELGICA

Los asiáticos se adelantaron en el marcador al 48′ con anotación de Haraguchi, diferencia que fue ampliada al 52′ por Takashi Inui para colocar un 2-0 que parecía dejar noqueados a los belgas. Al 69′ el defensor del Tottenham Jan Vertonghen descontó y ponía a soñar con una igualada, que se concretó con el gol de Fellaini al 74′, marcando de cabeza el 2-2. Cuando transcurría el 90′ parecía un inminente alargue pero un jugador al que Roberto Martínez DT de Bélgia no iba a convocar, terminó dando el pase con un gol »in extremis» que mete a los europeos a cuartos, para enfrentar a Brasil. Una jugada colectiva que inició desde las manos de Courtois, pasando por el manejo de defensa a media cancha de De Bruyne quien sirvió para Thomas Meunier quien de primera intención sirvió para Lukaku que hizo una gran pantalla para la definición de Nacer Chadli culminando un partido de infarto en Rusia.

 

A %d blogueros les gusta esto: