1PageFlipFides Break En América En el Mundo Iglesia Internacionales Noticias Personaje

Fallece el Padre Flaviano Amatulli

Hoy a las 8:44 hora de México se reportó la muerte del Padre Flaviano Amatulli, fundador de los Apóstoles de la Palabra.

Fallece providencialmente el día de San Justino mártir, considerado el primer apologeta (defensor) de la fe. El Padre Amatulli se caracterizó por defender la fe a través de sus escritos, prédicas y misiones.

El Padre Jorge Luis Zarazua, Apóstol de la Palabra a través de su cuenta en Facebook publicó «Estimados padres, hermanos y hermanas: hoy, a las 20:44 horas, tiempo de la Ciudad de México, ha fallecido el padre Flaviano Amatulli Valente, fmap. Oremos por su eterno descanso».

El Padre Amatulli era originario de Italia y residía en México. Fundó la obra de los Apóstoles de la Palabra y sufría de cáncer.

Monseñor José Antonio Canales, Obispo de Danlí mostró sus condolencias a través de su cuenta en Facebook. Los Apóstoles de la Palabra trabajan en las parroquias San José de Yuscarán, Nuestro Señor de las Aguas de Morocelí El Paraíso, que pertenecen a su diócesis. Además hay presencia en la Diócesis de Juticalpa, San Pedro Sula y Tegucigalpa.

Compartimos con ustedes el comunicado oficial de los Apóstoles de la Palabra:

COMUNICADO OFICIAL DE PARTE DE: LA FRATERNIDAD MISIONERA, LA SOCIEDAD MISIONERA Y EL MOVIMIENTO ECLESIAL APÓSTOLES DE LA PALABRA

Estimados hermanos (as) con dolor les comunico que: OFICIALMENTE el P. FLAVIANO AMATULLI VALENTE, fmap en punto de las 8:44PM DE ESTE DÍA 1 DE JUNIO Fiesta de San Justino Martir, (Padre Apologista) HA PARTIDO A LA CASA DEL PADRE AMOROSO. Nos inunda un inmenso dolor y tristeza por esta gran pérdida.

Pero estamos convencidos de que ahora goza de la visión beatífica. Ya no sufre más, ya no llora más, vive alegre junto a nuestro Señor que le permitió sufrir en esta vida temporalmente para gozar por la eternidad

Solía decir el P. Amatulli: «Yo veo que el Señor quiere que ahora eche un poco de agua a estas plantitas que han surgido en muchas plantas. Un poco de abono y agua, un poco de sacrificio para purificarme, para garantizar un poco en cierta manera el éxito de estas iniciativas […] uno que sufre es un elegido de Dios; yo considero un elegido, una elección, no es una muerte improvisa, no, es una oportunidad: “ya trabajaste bastante, basta, ahora a sufrir un poquito. Yo doy gracias a Dios por sufrir, por la gente que he evangelizado. Jesús el hijo de Dios para salvarnos murió en la cruz, todo esto es el amor de Dios, como Dios manifestó su amor hacia nosotros. […]»

En una entrevista que le hice el martes 25 de abril de 2017 platicábamos:
– Cuando usted llegue a la presencia de Dios: que le preguntará a Dios
– Sobre inocencia III. Cuándo aprobó a San Francisco ¿Qué pensaba? ¿qué entendió? Alejandro Magno ¿cómo fue a para en todo lo que hizo? Oh padre celestial, no quisiera llegar delante de ti y ver que algunos de mis parientes no están. Que estén presente todos, porque para Dios no hay nada imposible, para Dios la oración que hago ahora, toda la gente que he conocido, mis abuelos, mis tíos que han muerto, yo quisiera verlos ahí en el paraíso. Yo quisiera que mis parientes estuvieran en el paraíso.
– Usted habla de la muerte de San José, el mayor de los honres fue haber tenido a Jesús y María cerca en el lecho de su muerte…
– Es algo muy especial, y tener un ejército de intercesores. La muerte se vuelve un traspaso de un tipo de vida a otro tipo no se hace tan difícil. El demonio recibe una paliza.
– Por último: Padre Amatulli ¿teme a la muerte?
– No temo, la espero. Muchos posiblemente le temen porque no han entendido que la vida futura es mejor que esta vida, no conocen la Palabra de Dios y viven a su modo. La vida futura es lo máximo. Dice San pablo en Hb 13, 14: “No tenemos aquí una ciudad permanente”. Estamos en busca de la futura, la muerte es lo máximo. Es pasar a la eternidad, una vida de la visión beatífica, ver a Dios, contemplar a Dios, poder ayudar más… a las personas más queridas…
Ahora con su partida, sólo puedo decir: “Reciba la corona de la gloria; porque sembró con cansancio, alegría, valentía y amor… y regó con el sufrimiento y junto con el salmista digo: “Los que siembran con lágrimas, cosecharán entre cantares. Le pdí a Dios durante muchos años la gracia de llegar a ser sacerdote y un día poder celebrar juntos el Santo Sacrificio y Dios que es tan bueno conmigo, me lo permitió.

Descanse en la paz de Cristo. Ahora escuchará a nuestro Señor: “Ven y comparte la alegría de tu Señor”.

Con amor:

Sus hijos (as) La Familia Misionera Apóstoles de la Palabra, amigos, y todo hombre y mujer de buena voluntad.
__________________________________________________

En la madrugada será velado en nuestro seminario de Curso Introductorio: Prol. Gorostiza, Lote 1, Mz 6, col. Mesa del Capulín, Santa Catarina Tláhuac, 13000, Ciudad de México. (media madrugada)

A %d blogueros les gusta esto: