1PageFlipFides Break Iglesia Internacionales Personaje Redes Sociales Salud Sana Mente Testimonios de Fe

Conoce al sacerdote ninja que revoluciona las redes sociales

El Padre Stephen Gadberry es un sacerdote de la Diócesis de Little Rock, Arkansas que recientemente participó del programa estadounidense “American Ninja Warrior”.

Este programa consiste en donde los atletas recorren una pista llena de obstáculos donde se pone a prueba las habilidades físicas de cada competidor. Se realizá en varias ciudades de Estados Unidos y los vencedores, participan en la final que se desarrolla en las Vegas, Nevada.

Para el Padre Stephen, la participación en «American Ninja Warrior» es otro ejemplo del uso de los dones que Dios me ha dado para proclamar el Evangelio y dar una presentación positiva del sacerdocio católico. “American Ninja Warrior es una especie de carrera de obstáculos con esteroides, quiero mostrarles a otros que pueden vencer los obstáculos de sus vidas.  Todos nosotros tenemos obstáculos.  Cuando los encontramos, podemos darnos por vencidos y detenernos o podemos enfrentarlos, conquistarlos y seguir adelante.  De nuevo, los paralelos son innumerables”.

10258225_495750427218587_2425259127980363078_n
Es sacerdote de la Diócesis de Little Rock, Arkansas

Este presbítero aprovecha estos espacios para hablar de la fe, la aptitud física y la evangelización.  Es de Arkansas y antes de ser sacerdote, se enlistó en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. “Soy el segundo mayor de cinco hijos. Mi padre y mi hermana mayor fallecieron en un accidente automovilístico en 1994. La fe católica siempre ha sido muy importante para mi familia y para mí; nunca nos perdimos la Misa dominical, un día de obligación o evento parroquial. Dicho esto, ciertamente no éramos «fanáticos» ni excesivamente piadosos de manera externa. Aunque crecí siendo católico y siempre fui activo en la Iglesia, no fue hasta mi época en el ejército que la fe se convirtió en algo personal. Me enamoré de la Iglesia, busqué aprender tanto como pude y lo más importante, pude conocer a Cristo de una manera personal e íntima. Una consecuencia de este abrazo personal de la fe fue una mayor conciencia espiritual, a través de la cual escuché la pequeña y persistente invitación de Cristo para seguirlo y entregarle mi vida como sacerdote”.

11133783_693684334091861_4224569830685284069_n
Encontró su vocación mientras prestaba su servicio en el ejército.

Fue ordenado sacerdote el 28 de mayo del 2016, después de 10 años de formación y discernimiento. Junto a su vocación sacerdotal, este religioso también es un ávido Crossfitter (es un sistema de entrenamiento que se basa en una variedad de ejercicios realizados con mucha intensidad). “Al crecer en una granja, aprendí a apreciar el valor y la dignidad del trabajo y el trabajo físico. La participación activa en deportes organizados cuando era niño me dio una apreciación por el trabajo en equipo, el compromiso y la competencia.  Siempre fui físicamente pequeño como un niño.  Lo que carecía de estatura, sin embargo, fue compensado en mi corazón, dedicación y agallas.  Yo era pequeño pero travieso.  Amo ser subestimado.  Me encanta ser el desvalido  Mi alistamiento militar me ayudó a agudizar y aclarar mi impulso interno por la excelencia; Encuentro una gran satisfacción al identificar las debilidades y trabajar en ellas hasta que se convierten en fortalezas.  Esto es difícil y puede ser tedioso, pero siempre disfruto el desafío. Aunque establezco metas particulares, disfruto el proceso de trabajar para alcanzar ese objetivo tanto como disfruto alcanzando dicho objetivo” dijo.

603654_479836588809971_316579177_n
Es un atleta para Cristo.

“Mi amor por el trabajo físico, el deporte y el ejercicio se ha expresado de muchas maneras: levantar pesas, correr 5k, 10k y carreras de maratón, participar en clases de ejercicios grupales y completar varios triatlones.  Soy un entrenador de nivel 1 de Crossfit y disfruto usando lo que he aprendido para ayudar a otros a ser más saludables.  Como sacerdote, disfruto ayudando a otros a ponerse físicamente y espiritualmente en forma y encuentro una gran alegría al mostrar cuán comparables e interconectados están los dos.”

Esta forma de vida le ha ayudado en la evangelización,  porque para él es “vivir un estilo de vida en forma me ha permitido llevar a Cristo a un gran grupo de personas a menudo no evangelizadas.  Cuando las personas piensan en proclamar el Evangelio, piensan en ir a países pobres, universidades e institutos, escuelas, hogares de ancianos y hospitales”.

“Predicar en un gimnasio o evangelizar en un campo deportivo no cruza las mentes de las personas muy a menudo. El Señor nos da a todos nosotros dones únicos y podemos proclamar su Nombre de la manera más perfecta cuando abrazamos y usamos esos dones».

Esta actividad física no sólo es una manera de vivir, el Padre Stephen Gadberry  dijo que También ayuda a servir verdaderamente a la gente.  Aunque el ministerio sacerdotal es muy emocional y espiritualmente agotador, requiere una cierta cantidad de resistencia y capacidad física.  Si me deja sin aliento simplemente caminando por el estacionamiento, es probable que me agote cuando celebre la Misa.  Aunque no es lo principal, estar en buena forma física es un componente clave en el ministerio”.

«Cristo me ha bendecido con un amor por el deporte y el ejercicio y me ha dado los talentos necesarios para hacerlas bien.  A través del discernimiento en oración y hablando con mi director espiritual, aprendí que Dios quiere que use esos dones para su gloria”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: