Arquidiócesis

María y su eco en la Iglesia

María y su eco en la Iglesia
La devoción a la Madre de Jesús y su invocación a través del Santo Rosario, ha sido una de las constantes durante el mes mariano que está por concluir.Oscar Josué Cerrato
http://www.suyapamedios.com
Al concluir el mes de mayo, se evidencia la fe que se tiene al rezo del Santo Rosario, una de las prácticas más utilizadas en la cotidianidad, por su sencillez en la plegaria y la facilidad de aprendizaje a través de él.

Devoción El Padre Dennis Juárez de la Parroquia Divino Niño de Tegucigalpa, es un hombre que atraviesa diversas complicaciones de salud; es allí donde puede asegurar que ‘’el Santo Rosario sigue siendo camino para conocer a Jesús y fortaleza en mi ministerio como lo es seguramente en el de muchos sacerdotes’’; además, este Presbítero, agradece la fe que le inculcó su abuela María Domínguez, de quien aprendió mucho porque ‘’ella me mostró a su Hijo Jesús, para mí fue un Kerigma. Amé a María y ella me enseñó amar a su Hijo’’. Así como este Presbítero, Jorge Mairena, sintió la cercanía de la Virgen en uno de los momentos más difíciles, al perder a su mamá y afirma que ‘’en ese momento complicado, yo sentí que ella iba estar siempre conmigo y así fue, me apoyo me aconsejo en decisiones importantes porque donde toda madre está, también se hace presente con su hijo’’.

Compañía La Madre es fiel compañera, auxiliadora y medianera para los ruegos del pueblo; esto lo experimentó en diversas ocasiones Yeni Barahona, una fiel servidora de la Basílica de Suyapa quien dice: ‘’han sido pruebas difíciles pero mi confianza siempre está puesta en Dios y agradecida con la Virgencita; desde la muerte de mis esposo le rezo a la virgencita con muchísima más fe’’, además Yeni siempre incluye en sus rezos y oraciones a los Sacerdotes ‘’le pido que interceda siempre por la fortaleza que todos y cada uno de los sacerdotes que su amado hijo nuestro buen Jesús ha escogido para dirigirnos a nosotros su pueblo amado’’. Los testimonios de la acción de María en quienes acuden a ella son interminables, por eso la Iglesia siempre la invoca como intercesora.

OPINIONES
Dennis Juárez
Presbítero
• ‘’Estoy seguro de que mi abuela y madre ganaron la santidad teniendo a Jesús y María en sus labios y en el corazón el Santo Rosario, de esa manera yo también espero ahora con el rezo Mariano y el ministerio que Dios me confió llegar un día a la santidad. En mi como en familia se cumple la famosa frase a Jesús por María, por eso tengo que agradecer en primer lugar a la Virgen María y también a mi abuela y mamá, porque en su pequeñez me mostraron en el Santo Rosario la Grandeza de nuestro Señor’’.

Francia Coello
Cantante
• ‘’María en mi vida es el modelo perfecto a seguir, es quien me enseña a decir si a las oportunidades que la vida me presenta, a pesar del miedo que me invada, es quien me recuerda que debo ser humilde, cuando me vea envuelta por las vanidades del mundo, es ella la que me hace estar más cerca de Jesús.

Karen Funes
Consagrada a María
• ‘’‘’Doy gracias a Dios por esa madre que nos dejó, protectora e intercesora. Yo perdí a mi madre terrenal cuando tenía 11 años y sentí que todo estaba perdido en mi vida, pero gracias a Dios y a la Virgen María, ella siempre estuvo presente y me dio mucho consuelo. Además de ser un gran ejemplo para mi vida de obediencia y docilidad, he aprendido a ser de esa manera con la Santa Madre Iglesia, soy muy feliz y todo esto se lo debo a Dios y a mi madre, la Virgen María’’.

Jorge Mairena
Asesor Pastoral Juvenil
• ‘’Doy gracias a Dios por esa madre que nos dejó, protectora e intercesora. Yo perdí a mi madre terrenal cuando tenía 11 años y sentí que todo estaba perdido en mi vida, pero gracias a Dios y a la Virgen María, ella siempre estuvo presente y me dio mucho consuelo. Además de ser un gran ejemplo para mi vida de obediencia y docilidad, he aprendido a ser de esa manera con la Santa Madre Iglesia, soy muy feliz y todo esto se lo debo a Dios y a mi madre, la Virgen María’’

1 Frecuentar
La continua práctica del rezo del Santo Rosario, fomentará un gusto por la oración y se hará parte de la cotidianidad personal, hasta llegar a ser portadores del mensaje en la familia, lugar de trabajo o estudio, invitando a rezar devotamente a la Virgen María.

2 Devoción
De las advocaciones marianas que la Iglesia reconoce, será recomendable observar alguna que más llame la atención, para que de esta manera, la oración y el rezo del Rosario, cobre un sentido más propio de una relación de amistad y cercanía, entre la madre y el devoto.

3 Imitar
El ejemplo de la siempre fiel, Virgen María, deberá servir de motivación para permanecer atentos a la voz de Dios y como ella, poder estar dispuestos a su voluntad. Ella siempre encamina a Jesús, su hijo y eso, invita imitar esta acción de ser testimonios vivos de su presencia.

A %d blogueros les gusta esto: