Familia

Los videojuegos, del entretenimiento a la adicción

Los videojuegos, del entretenimiento a la adicción
Hay que tener prudencia y estipular horarios específicos para que no sea ese juego lo único que hacen durante todo el día.
Suyapa Banegas
http://www.suyapamedios.com
La ajetreada vida en la que está sumida la familia a veces hace que los padres por sus ocupaciones o en aras de ir cumpliendo los “deseos” de sus pequeños se vayan apegando a las exigencias de un mundo moderno.

La tecnología empieza a contagiar a los niños y jóvenes y ya en sus escuelas colegios quien no cuenta mínimo con una Tablet o juegos de video en casa se considera del siglo pasado y hasta hace meya en su autoestima.
Pero ¿Qué pasa cuando los padres en aras de adquirir un bien para su hijo, éste se convierte en un monstruo que incluso les hace cambiar de comportamiento?
Esto puede generar una adicción que aumenta cada día. Es muy importante detectarla y buscar el tratamiento más adecuado para superarla.

Adicción De un entretenimiento se convierte en adicción cuando empieza a interferir en la vida cotidiana a nivel familiar y laboral. Cuando alguien deja de relacionarse con amigos o pierde horas laborales o clases, señal inequívoca de que padece este problema. La línea se traspasa cuando los padres ven que sus hijos pasan horas con estos juegos.
Los especialistas no ven como malo que los niños tengan esta clase de juegos. Un niño necesita desarrollarse con el mayor contacto posible con el mundo que le rodea, hacer ejercicio y también tener un espacio para estar en su mundo. Dentro de sus actividades se pueden incluir los videojuegos, incluso los hay muy educativos, pero su tiempo debe limitarse al criterio de sus padres o de los profesionales en caso de duda.

Daños Si no se pone un control sobre esto, se dan señales que nos encienden las alarmas que algo no anda bien en los niños:
• Trastornos del sueño.
• Distanciamiento de la familia y amigos.
• Desinterés por sus actividades favoritas.
• No respetar nunca los horarios estipulados.
• Problemas con los estudios.
• Estar agresivo e irritable cuando lleva rato sin jugar o si se retrasa para llegar a casa para conectar el videojuego.

Prevención Los métodos de prevención en niños y adolescentes son:
• Jugar siempre que pueda con su hijo y ayudar a crear una visión crítica de los videojuegos.
• Ponerle normas horarias que no excedan más de 4 ó 5 horas semanales.
• Crearles una rutina de actividades de ocio que sean divertidas, al aire libre o con otros niños.
• Aficionarlo a alguna actividad deportiva.
La comunicación es de vital importancia para que ellos puedan comprender los riesgos de estar constantemente detrás de una pantalla.
Ellos entenderán los motivos de la regulación de horarios y disfrutarán haciendo otras actividades junto a sus padres o amigos.

Consejo
Prohibir que jueguen no es la solución. La educación no consiste en prohibir sino en delimitar. Hay que enseñarles a los niños que hay tiempo para todo y que cada cosa tiene su horario específico.

Claves
1 Control
Es muy fácil comenzar una adicción si los padres no están atentos ni controlar las conductas de los hijos. Por eso se debe estructurar horarios especiales en los cuales se permita a los niños jugar con las consolas. Es fundamental que el horario sea siempre el mismo y que se respete ya que la intención es crear una rutina en el hijo.

2 Recreación
Los niños deben realizar actividades al aire libre que le permitan su recreación e interacción con sus padres. Se le debe ofrecer las posibilidades al menor para que pueda llevar a cabo. Jugar con ellos al aire libre, salir de paseo o a hacer algún deporte en familia son buenas maneras de incentivar a los hijos y evitar caer en esta adicción.

3 Supervisión
Mientras los niños juegan, siempre hay que supervisar cómo lo hacen y cuáles son los juegos que prefieren. Es importante que ellos se sientan acompañados y que puedan compartir ese tiempo importante con los padres

A %d blogueros les gusta esto: