Arquidiócesis

La Renovación Carismática: Un movimiento que lucha contra el demonio

La Renovación Carismática: Un movimiento que lucha contra el demonio
El mal existe y sólo con la ayuda de Dios se puede vencer. El ayuno, la oración y la intercesión son “armas” fundamentales para esta defensa.Eddy Romero | http://www.suyapamedios.com
Caracterizados por su alegría y la alabanza que realizan, los integrantes de este movimiento eclesial fomentan la oración de intercesión, especialmente por aquellos que sufren atribulaciones.

Lucha Este movimiento de laicos, que tiene más de 50 años de existir es uno de los grupos que realizan un combate frontal contra las asechanzas del demonio. Betsy Montoya, coordinadora arquidiocesana de la Renovación Carismática dijo que “como cristianos no debemos temer a ese poder diabólico, porque nosotros vamos experimentando que en nosotros hay una presencia más fuerte que la que está en el mundo y esa es la presencia del Espíritu Santo, es el que lucha nuestras batallas”. Los “instrumentos de batalla” para realizar este combate son varios: la oración, el ayuno, la asistencia a Eucaristía diaria y el rezo del Santo Rosario.

Ministerio Dentro de este carisma de la Iglesia, existe un ministerio llamado de sanación e intercesión. Según Montoya, “a este ministerio acuden personas que se sienten acechadas por realidades espirituales malignas y allí se ora por ellos”.
Martha Lidia Montoya, coordinadora de este ministerio a nivel arquidiocesano, dijo que realizar esta labor “Ha sido una experiencia bastante fuerte y grande porque a través de este ministerio he llegado a conocer más al Señor, mi fe ha aumentado y el amor por los hermanos. Nosotros tratamos de meternos en los zapatos del necesitado”.
Este ministerio se reúne todos los jueves para orar con las personas que llegan necesitadas de sanación física, tal vez agobiadas por sus problemas económicos o por sus problemas existenciales.

Ayuda Carlos Castejón, miembro de la Renovación Carismática de la parroquia Madre Dolorosa expresó que “a través de los diferentes ministerios que hay en la comunidad, muchas personas tienen la experiencia de salir del alcoholismo, familias que estaban desintegradas se integran nuevamente a la comunidad, jóvenes que estaban perdidos han regresado o están allí en la comunidad”. El Padre Víctor Ruíz, asesor nacional de este movimiento dijo que “El Espíritu Santo sea el primer defensor, junto a la devoción mariana con el rezo del Santo Rosario y la oración de intercesión que es un respaldo cuando se sienten los asedios, los ataques del mal”.

Renovación Carismática Católica
Hay más de cinco mil miembros con presencia en la mayoría de las parroquias de la Arquidiócesis de Tegucigalpa. Hay 53 comunidades formadas, que tienen más de seis grupos de oración y tienen varios ministerios ya formados y hay 24 comunidades en formación, que son comunidades nacientes que no llegan a cinco grupos de oración, pero que trabajan con el carisma.

OPINIONES
Carlos Castejón
Feligrés
• “Me ha ayudado a crecer mucho en la vida espiritual y de igual manera, a desarrollar los dones y carismas que el Señor nos ha dado. Se vive el servicio, trabajo y la entrega”.

Betsy Montoya
Coordinadora
• “Es cierto que existe el mal, pero como cristianos no debemos temer a ese poder porque hay una presencia más fuerte y esa es la del Espíritu Santo que lucha nuestras batallas”.

Víctor Ruíz
Sacerdote
• “Lo que más detesta el demonio en los grupos de oración es que haya una perfecta comunión y que se realice en oración comunitaria porque entre todos los hermanos se protegen”.

A %d blogueros les gusta esto: