Editorial

Formando laicos


Editorial del Domingo 20 de Mayo de 2018

Formando laicos
El pasado 15 de mayo se cumplieron 27 años del inicio de “La Escuela de la Fe” una obra educativa de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, destinada a ofrecer conocimientos de tipo teológico a laicos que quieran formarse para trabajar, en distintos movimientos apostólicos o en pastorales parroquiales.Las clases están a cargo de sacerdotes de distintas especialidades teológicas, y que tienen experiencia docente en el Seminario Mayor o en la Universidad Católica de Honduras. Profesores que colaboran generosamente con esta obra educativa, pues perciben la necesidad y el interés de conocimientos de muchos laicos que han sentido, la llamada del Señor, para trabajar en su obra evangelizadora.
Durante ese lapso de más de un cuarto de siglo, son miles de laicos matriculados en los cursos regulares, con el ánimo de prepararse intelectual y espiritualmente para conocer y profundizar el área doctrinal; vivir intensamente la liturgia; integrarse en la pastoral; conocer la Doctrina Social de la Iglesia para saber analizar lo social y lo político. Y así servir mejor a sus parroquias o a sus movimientos apostólicos. La “Escuela de la Fe” ha estado ligada a la Parroquia “La Guadalupe” ya que en su Centro Parroquial se han servido las clases, durante más de 25 años. En los actuales momentos en que el centro parroquial está siendo reconstruido, la “Escuela de la Fe” se ha trasladado temporalmente al Convento de las Hermanas del Santo Rosario, a dos cuadras de “La Guadalupe”. De manera que es una localización de fácil acceso.
Es muy importante que la Iglesia cuente con laicos capacitados, pues ellos son los llamados “a impregnar de los criterios de Cristo, las realidades terrenas en que se desarrolla su existencia”. Los laicos son los responsables de difundir, en el ámbito social la fe y los criterios de la razón, que constituyen las dos fuentes en que se nutre la Doctrina Social de la Iglesia.
Desde un principio, se ha podido percibir que la “Escuela de la Fe” es una obra que esta bendecida por Dios. De manera que la entidad siempre se ha mantenido con alto nivel académico, gracias a que se ha contado con la ayuda de buenos sacerdotes que siempre colaboran, fungiendo como profesores, ya que están convencidos en la importancia de la formación de los laicos.
Los laicos formados son los que están obligados a rechazar y combatir las violaciones de la dignidad humana, que ocurren en la sociedad hondureña. Dignidad personal que constituye un derecho individual inviolable, y cuya defensa constituye una misión que tiene que asumir la Iglesia y cada católico. Hacer que la dignidad de toda Persona sea garantizada y respetada íntegramente. Son elementos que forman parte de la misión evangelizadora de la Iglesia, que se concreta en las acciones que tienen como objetivo enseñar y tratar de construir el Reino de Dios en la tierra, y de esa manera edificar una sociedad personalizante, por ser plenamente humana y cristiana. “La Escuela de la Fe” además analiza los problemas sociales estructurales que se viven en Honduras, como resultado de que el pecado de los hombres, ha rebasado el corazón humano y que se han concretizado en estructuras sociales, políticas, económicas y culturales injustas, y que se vuelven opresoras porque avasallan a las Personas por medio de la pobreza y la exclusión.
Una sociedad justa es aquella en que se respetan los derechos humanos, de acuerdo a su propia naturaleza. Ese es el resultado de la acción concertada de una ciudadanía con una conciencia clara de la necesidad de dialogar, de consensuar y de tender lazos solidarios en la búsqueda de soluciones nacionales con justicia y dignidad.
Recordemos lo afirmado por el Señor Jesús: “Conoceréis la Verdad….Y la Verdad os hará libres”.