Actualidad

Controversia por supuestas declaraciones del Papa Francisco en torno a la homosexualidad

El presunto comentario que hiciera el Papa Francisco a una de las víctimas sexuales de Chile, sirve de pretexto para que muchos medios de comunicación indiquen una “aprobación” del Sumo Pontífice a este tipo de prácticas. Según ha trascendido este día en las diferentes agencias de noticias del mundo, el Papa habría dicho a un hombre gay que “Dios te hizo de esa manera y te ama como eres”.

Según las agencias internacionales, Francisco hizo los comentarios a Juan Carlos Cruz, una víctima chilena de abuso sexual que recientemente pasó días con el Papa en el Vaticano para hablar de su terrible experiencia con el pontífice. Cruz fue citado por haber discutido su homosexualidad con Francisco. “Me dijo: Juan Carlos, no me importa que seas gay. Dios te hizo de esa manera y te ama como eres y no me importa. El Papa te ama tal como eres, tienes que ser feliz”. Asimismo, detalló que el Papa le dijo “te quiero pedir perdón, a nombre del Papa y de la Iglesia por todo lo que has pasado. Te pido perdón por mí, porque fui causa de esta situación que te causó tanto dolor en estos últimos meses… El Papa estaba espantado”.

El Portavoz del Vaticano, Greg Burke dijo a la prensa internacional que “Normalmente no hacemos comentarios sobre las conversaciones privadas del papa”.

La Iglesia Católica, reflexionando a la luz de la Palabra de Dios y de la recta razón bajo la guía del Espíritu Santo, siempre ha enseñado que el acto homosexual es un pecado objetivamente grave.

El Catecismo de la Iglesia Católica en el numeral 2357 indica que “La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas. Su origen psíquico permanece en gran medida inexplicado. Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves, la Tradición ha declarado siempre que ´los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados´. Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso”.