Arquidiócesis Ecos del Seminario

Conozca el hogar de los futuros sacerdotes de Honduras

Conozca el hogar de los futuros sacerdotes de Honduras
Este sitio recibe a los seminaristas de todas las diócesis del país, a excepción de Comayagua.Darwin Medina
I de Teología
El Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa, como institución fundada por la Conferencia Episcopal de Honduras con fines estrictamente pastorales, es por su naturaleza una institución de carácter interdiocesano que reúne a los jóvenes vocacionados en una comunidad educativa, humana, académica y eclesial, a la cual se le confía la tarea de formar a los futuros presbíteros del país, según las orientaciones de la Iglesia católica y para responder a los retos que plantea la sociedad de hoy.

Comunidad Así pues, el Seminario tiene su referente en la primera comunidad de los Doce Apóstoles quienes, en el seguimiento del Señor, aprendieron del Maestro y convirtiéndose a Él, y disponiéndose a recibir el Pentecostés el don del Espíritu Santo, fueron convocados para estar con Él y para ser enviados a evangelizar. Como comunidad educativa en camino se organiza a partir de cuatro dimensiones: humano-afectiva, espiritual, intelectual y pastoral. En lo humano-afectivo, procuramos el acompañamiento personalizado para consolidar la madurez que permita al joven candidato vivir plenamente y afrontar oportunamente las diversas situaciones de crecimiento y de madurez personal. Desde la vida espiritual formamos hombres abiertos a Dios, dóciles a la noción del Espíritu, atentos a su Palabra, obedientes y capaces de amar y servir; teniendo una participación activa, consciente y fructuosa en los sacramentos, especialmente en la Eucaristía y la Reconciliación, celebrado con la regularidad del propio camino de fe y de santidad.

Formación Desde la perspectiva intelectual forjamos en los estudiantes el gusto por la sabiduría y sus diversas formas de expresión; suscitando en ellos el desarrollo de la propia capacidad de análisis de la realidad a partir de la reflexión filosófica y el saber teológico. Desde la experiencia pastoral, el candidato desarrolla la capacidad de generar, acompañar e identificar procesos de fe en las comunidades y grupos de los cuales es responsable.

A %d blogueros les gusta esto: