Actualidad

Francisco el bautismo, es un sello imborrable somos hijos de Dios

El Papa Francisco en el miércoles 9 de mayo, continuando con el ciclo de catequesis  centrado hoy en “la regeneración” manifestó que el bautismo nos abre a una vida de resurrección no a una vida mundana.

El Pontífice puntualizó la importancia de las imágenes de la tumba y del seno materno, referidas a la fuente bautismal, para explicar la grandiosidad de lo que sucede través de simples gestos del Bautismo: “la madre Iglesia da luz en el agua, con un parto virginal, a los que ha concebido  por obra del Espíritu divino”.

El Papa invocando a la Santísima Trinidad dijo el hombre viejo se sepulta para que renazca una creatura nueva, morimos y nacemos en el mismo instante, pues la fuente bautismal se convierte en sepulcro y en madre. Estas dos imágenes manifiestan la grandeza de lo que sucede por medio de los gestos sencillos del Bautismo.

En la catequesis que impartió en español, el Romano Pontífice resumió de este modo: “nuestros padres nos generaron a la vida terrena; la Iglesia, en el Bautismo, nos regenera a la vida eterna, haciéndonos hijos de Dios para siempre.

Por: Manuel de Jesús Cerrato