Arquidiócesis

Los monaguillos: amigos de Jesús Sacramentado

Los monaguillos: amigos de Jesús Sacramentado
Manuel de Jesús Cerrato
wwwsuyapamedios.com
Caracterizados por su sencillez, su compromiso y entrega, los monaguillos celebran su día este domingo, que se recuerda la memoria de Santo Domingo Savio. Estos niños y jóvenes cumplen una labor muy importante en la Eucaristía, colaboran con los sacerdotes en todas las celebraciones. Visten con sotana roja y roquete blanco o sólo alba blanca. Es un semillero de vocaciones y una oportunidad de encuentro con Dios a través del servicio.

Formación En la parroquia Santo Domingo Savio, se cuenta con una formación permanente para estos servidores del altar. Diego Laínez es uno de los encargados allí y dijo, que “en esa parroquia los monaguillos pertenecen a la Dimensión Pascual, donde están los lectores, ministros de la Comunión y sacristanas, que para formación se reúnen el tercer sábado de cada mes, el grupo lo componen 45 entre niños y niñas”.

Opiniones La señora Sandra Laínez, madre de un monaguillo de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de la colonia Miraflores dijo que acompaña a su hijo en este caminar porque tiene la esperanza de que el Señor lo pueda llamar a servirle a través del ministerio sacerdotal, mientras el joven Alejandro Aguilar, monaguillo con 6 años de servir manifestó que es importante tener la preparación y voluntad de hacerlo y sentirse satisfecho de estar cerca del Señor.

Llamado El Padre Antonio Chavarría, con alegría manifestó que él fue el primer monaguillo de la parroquia Cristo Rey de la colonia 21 de Octubre, “Como no había monaguillos me ofrecí voluntariamente para ayudar, había un “viejito” que se llamaba don José que era sacristán me enseñó a acolitar, hasta que me comprometí con los grupos juveniles”.
Chavarría, sostuvo que en la Arquidiócesis no se cuenta con una Pastoral de Monaguillos; cada parroquia los forma por medio de los catequistas, quienes establecen su propio proceso de formación en la teoría y la práctica. Muchos jóvenes que sirvieron como monaguillos ahora son sacerdotes, por lo que este servicio, es un semillero de vocaciones.

SÉPTIMO ENCUENTRO
Unos 800 monaguillos de la Diócesis de San Pedro Sula participaron recientemente en el Séptimo Encuentro Diocesano de Monaguillos, que tuvo como lema “Monaguillos bendición de la familia” El encuentro se llevó acabo en las instalaciones de la Francisca School. Monseñor Ángel Garachana instó a los acólitos a abrir el corazón para llevar la paz de Jesús a su hogar, a la escuela a todo su ambiente de vida. La Paz de Jesús resucitado es la suprema bendición llévenla a su familia, sean una bendición para su hogar misioneros de Jesús pues él los ha enviado.

2009 FECHA En que se realizó el primer encuentro arquidiocesano de monaguillos en El Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa
1 Año Tiempo máximo de formación que reciben los niños y jóvenes en las parroquias de la Arquidiócesis para ser monaguillos.

La amistad con Jesús es el más hermoso don de la vida. Lo he dicho hoy a los monaguillos y también a vosotros.
Benedicto XVI
Papa Emérito

OPINIONES
Antonio Chavarría
Sacerdote
•“Creo que dar servicio como monaguillo crea el espacio vocacional, yo lo veo de esa manera, por eso trato de ver a los monaguillos como eso, como una oportunidad para quienes se enamoran del ministerio, muchos que han sido monaguillos, son sacerdotes como su servidor”.

Diego Laínez
Formador
• “El Párroco Juan Ángel López me nombró coordinador y hacer las formaciones de los futuros monaguillo de la parroquia Santo Domingo Savio. Nos reunimos el tercer sábado de cada mes para realizar formación donde se recibe la teoría y la practica durante tres a cuatro meses”.

Santiago López
Monaguillo
• “Vine con toda mi voluntad a servir, mis padres me acompañan para que vaya por el camino de Dios, en el momento que estoy acolitando siento una inmensa alegría por estar cerca del Señor, solo él sabe si un día me puede hacer el llamado para ser sacerdote, hago oración”.

Sandra Laínez
Madre
• “Me siento orgullosa, me hace sentir una madre feliz de estar llevando a su hijo por el camino del bien, porque en el mundo en que estamos viviendo, lo mejor es acercarnos a Dios, porque Él es todo, siempre lo acompañamos en familia, a las celebraciones eucarísticas”.