Juticalpa

La Pastoral Penitenciaria promueve la venta de zapatos hechos por los reos

La Pastoral Penitenciaria promueve la venta de zapatos hechos por los reos
Francisco Sosa
http://www.suyapamedios.com
Estar privado de libertad no es obstáculo para la población que habita en la granja penal de Juticalpa, ya que en este lugar, se están empleando proyectos emprendedores que benefician a la población penitenciaria de este lugar.

Oportunidad La llegada de 60 sampedranos a esta granja penal ha generado una apertura laboral ya que estos han venido a emprender actividades que sirven para utilizar el tiempo en hacer algo productivo. Tal es el caso que los talleres de zapatería en donde muchos privados están aprendiendo el oficio de la zapatería, fabricando calzado para damas, caballeros y niños. Asimismo la educación se esta implementando; se cuenta ya con el 7° grado. “El calzado es de muy buena calidad y ya tiene cierta demanda en el comercio de Juticalpa” afirmó uno de los pobladores de la zona.

Obstáculos Una de las barreras que se observan en este lugar es la compra de un carnet para las visitas, ya que tiene un precio muy elevado que oscila en tres mil lempiras. Esto es complicado para las familias de escasos recursos, ya que sin el carnet no pueden visitar a sus parientes que están dentro de la granja penal. Debido a esta normativa, quizá 30 personas sean las que puedan exceder en visitar a sus familiares. “aunque la Iglesia católica este motivando es una buena forma, pero también se requiere el apoyo del gobierno para la agilización de ciertos papeles.” Dijo Milton Matute, coordinador de la Pastoral Penitenciaria de Juticalpa.
“Tres mil lempiras es mucho para un carnet de visita al centro penal, aparte que estamos pagando una energía muy cara en la ciudad, todo esto le preocupa a la gente, la nueva población ha sido bien recibida anteriormente habían 600 privados, ahora la granja llego al tope de su capacidad albergando a 900 privados de libertad” dijo el coordinador de la Pastoral Penitenciaria.

“Tres mil lempiras es mucho para un carnet de visita al centro penal, aparte que estamos pagando una energía muy cara en la ciudad”
Milton Matute
Pastoral Penitenciaria