Familia

Claves para lograr un equilibrio entre trabajo y la familia

Claves para lograr un equilibrio entre trabajo y la familia
Si papá y mamá luchan por llevarse bien, el efecto positivo sobre los hijos será notable y el resultado en el trabajo será más productivo.Delfina Janeth Lagos | http://www.suyapamedios.com

1. Saber combinar
La psicóloga Fanny Díaz, expresa que el equilibrio radica en saber vivir con coherencia el proyecto familiar reconociendo que, por el hecho de ser matrimonio, hemos asumido una serie de obligaciones que nos debemos esforzar por vivir y saber combinar trabajo y familia.

2. Tener un balance
Para el economista Ismael Zepeda, por el encarecimiento de la vida es necesario que ambos trabajen, pero siempre se debe tener ese balance, no por tener dos salarios en el hogar se va concentrar todo sólo en lo material, la familia es lo principal por ello se trabaja.3.

3. Rendir el tiempo
Hoy en día es necesario que papá y mamá trabajen, pero siempre se debe tener ese espacio específico para compartir en familia, es muy importante aprovechar las horas laborales y salir a tiempo, así no se roban esos minutos en familia, opina Griselda Reyes, trabajadora

4. Olvidar el patriarcado
Para la socióloga Karla Aguilar, al momento de salir del trabajo, ya en el hogar se comparten las tareas y toca olvidar ese sistema patriarcal, donde la mujer se encarga de la casa y hay que dividir tareas con los hijos, ayudar en los quehaceres eso y así mantener la familia unida.

5. Dejar los regaños
Roger Martínez, consejero familiar exhorta que es indispensable que el poco tiempo compartido del que se disponga sea lleno de intencionalidad formativa y de cariño, más que regaños o reclamos. Así podrá compensarse la obligada ausencia en el hogar por situaciones laborales

6. Calidad de tiempo
Como empresaria no es tan fácil compartir tanto espacio con la familia, pero hay que ser ordenado y aprender a dar calidad de tiempo, es tener presente que si el trabajo en casa está bien hecho, el trabajo afuera estará perfecto, detalla Julieth Handal, empresaria.

Trabajamos para dar felicidad a nuestra familia. Pero, a veces, el trabajo nos aleja de ella.
Fanny Díaz
Psicóloga

OPINIÓN
Conciliar trabajo y familia
Roger Martínez
Psicólogo
Una de los desafíos más grandes que tenemos hoy los padres y madres de familia es el que nos presenta la doble obligación de, por un lado, satisfacer todas las necesidades materiales, intelectuales y sanitarias de los hijos y, por el otro, las aún más importantes necesidades afectivas, psicológicas y espirituales de los mismos. Durante siglos, la problemática no fue tan aguda porque, mientras el padre se agenciaba de la subsistencia fuera del hogar, la madre realizaba su trabajo dentro de la casa y así, de alguna manera, se guardaba un sano equilibrio entre la consecución del sustento y la transmisión de valores.
Las mismas exigencias materiales de hoy, obligan a que tanto el padre como la madre desarrollen actividades productivas fuera de los muros domésticos y, por lo mismo, imposibilitan la permanencia, durante considerables periodos de tiempo, de ambos dentro del hogar. Y, según luce el rumbo de la historia, no habrá posibilidad de rectificación.
Sin embargo, la necesidad de una ejemplaridad prolongada, del establecimiento de unos vínculos afectivos sólidos y la propia transmisión de valores siguen siendo indispensables para el desarrollo armónico de la personalidad de la prole, por lo que deben buscarse salidas que hagan posible esta triple acción familiar.
Por un lado, es urgente que, una vez en casa, tanto el padre como la madre, además de atender las labores ordinarias, generemos un clima comunicativo franco y abierto con los hijos; que evitemos convertir ese poco tiempo compartido en ocasión para regañinas y reclamos. Es indispensable que se trabaje, antes que nada, en una buena relación de pareja.