Actualidad

El Papa Francisco se reúne con víctimas de abusos sexuales de Chile

Entre este viernes y el domingo el Papa se reunirá por separado “todo el tiempo que sea necesario”, con las tres principales víctimas del escándalo de abusos sexuales que ha generado la peor crisis en la Iglesia chilena.

Este día comenzaron los encuentros en la Casa de Santa Marta, donde se aloja el mismo Papa. Hoy se reunirá con Francisco con Juan Andrés Murillo, una de las personas que sufrió abuso sexual. El sábado y el domingo, Francisco se encontrará en el mismo escenario con Juan Carlos Cruz y James Hamilton. El lunes los cuatro se verán en una reunión común y se espera que después haya una conferencia de prensa o una declaración de las víctimas y del Vaticano.

Los tres dijeron el viernes que “por respeto a lo que el Papa nos quiera decir vamos a estar en silencio. Esperamos que sea el fin de la cultura de abusos y encubrimientos en la Iglesia”, dijo Cruz a la prensa. “No es fácil estar acá a pesar que nos han recibido con una acogida muy adecuada”, agregó Juan Andrés Murillo.

“Queremos hablar con el Santo Padre, ver lo que nos quiere decir él y en este momento queremos ver que pasa y no hablar por respeto al pontífice que nos ha invitado”, dijo Juan Carlos Cruz.

El director de la sala de prensa del Vaticano, Greg Burge, dijo que el Papa “escuchará sus sugerencias y les pedirá perdón”. Agregó que el Papa los escuchará “todo el tiempo que sea necesario” en todas aquellas sugerencias que puedan realizar para evitar la repetición de semejantes hechos reprobables”.

Burge señaló que “el Santo Padre pide oraciones por la Iglesia de Chile en este momento doloroso” y que pedirá perdón a las tres víctimas. En su viaje a Chile en enero el Papa defendió al obispo Barros desatando críticas y calificó de “calumnias” las acusaciones por “falta de pruebas”. Pero después cambió de opinión, reconoció que había cometido “graves errores” de valoración y envió a Chile al mayor experto en casos de abusos sexuales en la Iglesia, el obispo de Malta monseñor Charles Schicluna.

Schicluna le entregó un informe de 2300 páginas que contenía 66 entrevistas a las víctimas y a autoridades de la Iglesia chilena. El Papa anunció que recibiría en Santa Marta a las tres principales víctimas de Karadima y convocó para la tercera semana de mayo a los 34 obispos de la conferencia episcopal chilena en el Vaticano, un hecho inédito en la Iglesia moderna.