Familia

Incentivar la lectura enlos niños, es un reto de familia

Incentivar la lectura enlos niños, es un reto de familia
Especialistas en pedagogía recomiendan que un infante de 11 años debe leer por lo menos50 libros al año, pero sin imposiciones el hábito se tiene que motivar.Rafael Plata |
http://www.suyapamedios.com
La lectura es uno de los hábitos más beneficiosos para el desarrollo intelectual de los niños. Además de fomentar la imaginación y la creatividad, estimula el desarrollo del lenguaje, le permite ganar vocabulario y estimular la expresión oral.
Asimismo, los libros son una fuente de conocimiento, potencian la memoria y ayudan a desarrollar la empatía y el pensamiento. Se trata de motivos más que suficientes para estimular la lectura desde edades muy tempranas.

Recomendaciones Según la pedagoga, Carmen Rivera un niño debería leer aproximadamente 50 libros al año, una situación que Honduras no ocurre ya que un infante solo lee en promedio un libro al año. Rivera expone que en el país debería crearse una política pública como la que se desarrolla en Estados Unidos donde en las escuelas públicas se exige a los niños de 11 años leer 50 libros al año con el fin de mejorar sus niveles de lenguaje. También recomienda a los padres de familia que leer en voz alta a los niños es la manera más efectiva de prepararlos para aprender y convertirse en lectores. 15 minutos diarios de lectura en voz alta no sólo aumenta su desempeño en el colegio y las posibilidades de realización profesional.

Incentivación Para el escritor Eduardo Bähr, director de la Biblioteca Nacional, es idóneo saber que la importancia de la lectura infantil se reconoce, pero en lugar de establecer un número arbitrario de libros que los niños deben leer, es prioritario la calidad de la lectura que los niños experimentan lo que realmente importa. El placer, el compromiso y el disfrute de los libros es lo que cuenta.“No hay nada como una buena lectura para que nuestros niños crezcan o estimulen su capacidad de imaginación, creatividad y pensamiento. Una buena lectura ilumina todo lo demás. Nos ayuda a crecer en libertad, a adquirir todo tipo de conocimientos y experiencias, a ponernos en el lugar del otro”, opina Bahr
En la misma línea, Juan Carlos Rosales, director de una escuela privada de Tegucigalpa dice que es fundamental sacar la discusión de los límites de la escuela, pues el desafío es también para las familias.
“Muy a menudo la discusión acerca de cómo incentivar a los niños a leer se centra sólo en las escuelas, pero las bibliotecas y las familias desempeñan un papel clave”, dijo

1 Lea con ellos
Son bebés, pero le escuchan, y la voz de papá y mamá aumenta su seguridad. Además, el cambio de entonación y la repetición de palabras estimulan el lenguaje del bebé contribuyendo a una mejor adquisición del habla meses después, se recomienda en esta fase libros con textos sencillos e ilustraciones llamativas.

2 Un juego
No deje que la lectura se convierta en una obligación, porque entonces lo verán como algo aburrido y poco deseable. No insista, deja tiempo para que les llegue por sí misma la inquietud por leer. Propóngales lecturas apropiadas a su edad: los clásicos de la literatura están muy bien, pero no para empezar.

3 Biblioteca
Acudir con ellos a lugares especialmente creados para la lectura, como las bibliotecas, puede ser una buena forma de fomentar el hábito en ellos. Son espacios con una gran variedad de propuestas que permiten al niño explorar todas las opciones, asombrarse por la variedad y elegir una lectura como un reto.

A %d blogueros les gusta esto: