Familia

Una fortaleza franciscana

Una fortaleza franciscana
Fue erigida en honor a la Inmaculada Concepción, su construcción inició en 1830 y concluyó en 1847.
Rafael Plata | jwww.suyapamedios.com
Por su atractiva fachada, la capilla del Santísimo Sacramento y la imagen de la virgen Inmaculada Concepción, la Catedral de Juticalpa, Olancho es una verdadera joya arquitectónica neoclásica que registra la historia de los franciscanos, orden que evangelizó muchas zonas en Honduras.

El Historiador Nelson Carrasco explica que la catedral se llegó a considerar “una fortaleza para los franciscanos” quienes catequizaron a los olanchanos con la devoción a la virgen María.
En este templo se destacan una gran cantidad de imágenes de santos, entre ellas la de San Francisco de Asís y la de Jesucristo Crucificado del siglo XX y también un retrato de la virgen del Carmen de igual manera las estaciones del santo Vía Crucis que se encuentran en las paredes laterales, resalta Carrasco.

“La Catedral de Juticalpa representa un lugar de historia y de fe del pueblo olanchano que camina hacia un encuentro con Cristo”.
Mons. José Bonello
Obispo de Juticalpa

240 LEMPIRAS Es el costo del pasaje ida y vuelta por autobús desde Tegucigalpa hasta Juticalpa, Olancho.

1 Detalles
En el interior de la catedral se observan un frontón curvo y una ventana cuadriforme. Dos grandes torres remarcadas por pilastras completan la fachada, en el lateral derecho se encuentra el antiguo reloj aún funcionando y en la torre izquierda dos campanas fundidas en 1901, bajo la administración del Monseñor José María Martínez.

2 Historia
El templo sigue el rito romano o latino y es la Iglesia madre de la diócesis de Juticalpa que fue creada como prelatura territorial en el año de 1949 y fue elevada a su estatus actual en 1987 mediante la bula “Universae Dei” de San Juan Pablo II. Esta bajo la responsabilidad pastoral del obispo José Bonello.

3 Novedad
En 2017 al costado sur de la Catedral Inmaculada Concepción de María, se construyó un lugar de esparcimiento espiritual para quienes le visiten utilicen su tiempo en meditación y oración. El oratorio mariano da una nueva imagen a la estética de la catedral. Las personas pueden elevar sus plegarias frente a la Virgen de Fátima.