Santa Rosa de Copán

Así se vivió la Semana Santa en Santa Rosa de Copán

Así se vivió la Semana Santa en Santa Rosa de Copán
Sobresalieron las dramatizaciones, celebraciones y la gran cantidad de personas que participaron.
Manuel Alfaro
http://www.suyapamedios.com
Con un fuerte llamado por el cuidado de la Casa Común, tema central de la evangelización que promueve la Iglesia Católica de Honduras, se conmemoró la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús en la Diócesis de Santa Rosa de Copán.Los diferentes grupos apostólicos de la Iglesia participaron en las múltiples celebraciones que se realizaron en la Semana Santa, conmovidos por la sensibilidad y entrega del pueblo cristiano de occidente.La Semana Mayor fue para muchos una demostración de fidelidad y respeto a lo sagrado, con cantos. Oración, sacrificio, entrega, servicio, tradición, fe y sobre todo el amor que solo puede brotar de Dios.
La Iglesia copaneca evangelizó a través de procesiones, y las dramatizaciones de la Pasión, muerte y resurrección del Salvador del Mundo, se espera que toda la acción, no se quede en una simple emoción, sino en el reflejo de una vida nueva, muchas personas tuvieron la oportunidad de abrir su corazón y entregárselo con humildad al Señor.

Mensaje El Obispo de la Diócesis Monseñor Darwin Rudy Andino dijo que “Nada tiene que derrotarnos, ni tirarnos por el suelo, ninguna preocupación, angustia, porque Jesucristo dio la vida por nosotros” Asimismo, agregó que “Dios nos pide un sacrificio, manifestó el obispo, entregando nuestra vida con amor sacrificándonos todos los días para dar vida, por amor a Dios, pues Cristo dio la vida por nosotros y a nosotros nos ha comprado con su sangre para Dios, porque éramos esclavos del pecado”. Jesús ha resucitado y proclamamos con fe que vive entre nosotros, queda la satisfacción del trabajo bien realizado y el anonimato de todos los fieles que hicieron posible esta vez más la grandeza de esta fiesta religiosa manifestó Monseñor Darwin.
El esfuerzo valió la pena porque se demostró que el amor que se le tiene a la Iglesia es grande por la enorme oportunidad de evangelizar.

“Nada Tiene que derrotarnos, ni tirarnos por el suelo, ninguna preocupación, ninguna angustia, porque Jesucristo dio la vida por nosotros”.
Darwin Andino
Obispo