Caminar

Tiempo de misericordia

Tiempo de misericordia
José Nelson Durón V., Columnista
He disfrutado leyendo “ Tiempo de Fútbol”, libro publicado por José Raúl Suazo Lagos, quien por el don del fútbol añade el fruto de la abogacía y la escritura. Un número considerable de frutos se tejieron en su vida a partir de aquella primera semilla que el Señor plantó en su vida, y él mismo lo reconoce, desde sus triunfos como destacado futbolista del Club Olimpia y de varias Selecciones juveniles y mayores que le llevaron a ser protagonista en triunfos diversos para Honduras.

Desgrana en cada Capítulo espacios, ocasiones y actitudes que él denomina Tiempo de… que ha inspirado el título. Como lo declara el escritor con un estilo muy suyo, el Señor ha estado siempre en cada etapa de su vida, destacando principios religiosos en su familia, su paso por el Instituto San Miguel y la influencia del Padre Santaolaya en sus pasos. Su deseo y meta es fundar el Salón de la Fama del fútbol nacional, que le apoyamos.
Este domingo de Pascua celebra la Iglesia la Divina Misericordia, instituido por San Juan Pablo II en obediencia a nuestro Señor Jesús, que ordenó a Santa María Faustina Kowalska se instaurara tan especial Fiesta. En su Diario, sencilla monja, sin grandes estudios, pero abandonada totalmente en Dios, afirma que el Señor Jesús le confió una gran misión: el mensaje de la misericordia dirigido a todo el mundo. En la meditación del Regina Coeli, un día después del fallecimiento del Papa Juan Pablo II, el Arzobispo argentino Leonardo Sandri leyó la reflexión que el Papa escribió para esa fecha, en la que decía: “a la humanidad, al tiempo que parece perdida y dominada por el poder del mal, del egoísmo y del miedo, el Señor resucitado ofrece en don su amor que perdona, reconcilia y reabre el alma a la esperanza”. “Es amor que convierte los corazones y dona la paz. ¡Cuánta necesidad tiene el mundo de comprender y de acoger la Divina Misericordia!”. Confiando en la Divina Misericordia y apoyando al abogado Suazo, pedimos al Señor que pronto se haga realidad su sueño.