Familia

Los abuelos y su papel en la formación de los niños

Los abuelos y su papel en la formación de los niños
Los abuelos nunca deben actuar sin contar con la opinión de los padres
Lilian Flores
http://www.suyapamedios.com
Por diversas circunstancias de la vida y principalmente por el trabajo de los padres, muchos abuelos asumen la responsabilidad y el reto de cuidar, educar a sus nietos y lo hacen con el fin de mantener a la familia unida. A pesar de que son los progenitores quienes tienen la obligación de velar por el bienestar de su hijo.Ante ese entorno el consejero familiar, Roger Martínez, manifiesta la importancia de reconocer que la vasta experiencia de los abuelos es fundamental para la crianza de los hijos, siempre y cuando no intervengan en la forma de educar. Para evitar esta situación es conveniente dejar bien claro desde un principio que la opinión de los abuelos será válida, pero siempre en forma de apoyo y consejo, nunca como una imposición o como una forma de desautorizar a los padres. Esto se debe hacer ver con mucha delicadeza para no herir la susceptibilidad de nadie.
Asimismo, agregó que en la mayoría de estos casos, la ausencia de una figura materna o paterna de manera temporal o definitiva es lo que obliga a los abuelos en asumir una responsabilidad que no les corresponde en la crianza de sus nietos y que en ocasiones puede generar pleitos o discordias cuando les quieren poner mano dura o en otro caso consentir más de la cuenta.

1 Respeto
Los abuelos nunca deben actuar sin contar con la opinión de los padres ante algo que quieran realizar con los nietos, ambos tienen que ir en la misma línea educativa, pero es el padre quien tiene que llevar la batuta siempre.
2 Educación
Los padres tienen unas normas y una serie de límites que se realizan a los niños para su buena educación, los abuelos tendrán que respetar estas reglas incluso cuando los padres no estén delante de ellos, sin alcahuetería.
3 Clave
Para no abusar de los abuelos la relación debe estar basada en el respeto mutuo entre padres e hijos, con una buena delimitación de las funciones de cada uno y un acuerdo sobre los criterios para la educación de los niños.

OPINIÓN
¡Abuelos para todos, pero no para todo!
David Ilovares, Psicólogo
Los padres son para criar y los abuelos para consentir”, reza un dicho popular. Hay mucho de cierto en él y también lo hay en el hecho de que nuestros padres son una ayuda invaluable para nosotros. En ausencia de los padres, los abuelos dan algunos caprichos a los nietos y que adopten distintas reglas. Los abuelos solo tendrían que centrarse en los aspectos más agradables como el apoyo y el cuidado.
Hoy en día el papel que desempeñan los abuelos en nuestra sociedad drásticamente ha cambiado, debido a que ellos quieren tomar las riendas de cómo educar a sus nietos y con esto crean un conflicto entre ellos y sus hijos, los abuelos desean que sean que sus nietos sean formados desde su experiencia o desde su “época de jóvenes” mas no dejan a los padres asumir ese rol y de esa nueva perspectiva juvenil o etapa generacional.
Un factor predominante ante esta alteración de las relaciones entre abuelos y padres de sus nietos se debe a que en su mayoría todos comparten el mismo hogar y no saben separar el papel entre abuelos y padres ya que ante una corrección los abuelos intervienen como “escudos protectores de sus nietos” y los padres que no aceptan las intromisiones de los abuelos en la educación de su hijo pero en el hogar son los padres los que establecen los límites y las reglas disciplinarias.
Dado los límites para los abuelos, queda en ellos dar amor, cariño, reforzar valores familiares, aprender de sus nietos y sobretodo no llegar al síndrome del “nido vacío” que experimentan los padres a causa de la soledad, tristeza o melancolía al momento de que sus hijos abandonan el hogar.