Arquidiócesis

Las mujeres, testigos de la Resurrección

Las mujeres, testigos de la Resurrección
Siguen siendo protagonistas en la Iglesia y se destacan por transmitir la Buena Noticia de la salvación.
Manuel de Jesús Cerrato
http://www.suayapamedios.com
L a mujer vive y realiza un papel significativo en la Iglesia, no sólo dando su aporte con su apostolado, sino también manifestando a través de sus acciones, la respuesta que provoca la resurrección, a través del servicio pastoral, de la oración, de la organización en una parroquia. Una mujer fue la primera en anunciar que Cristo había resucitado y siguen anunciándolo en la actualidad. Son las grandes protagonistas de la evangelización.

Anuncio Son muchos los aspectos en que la mujer sobresale en la Iglesia. Uno de ellos es la predicación. Nadia Girón, de la Renovación Carismática Católica dijo sentirse agradecida por el don que el Señor le ha confiado y lo considera como una bendición infinita de ponerlo a la disposición de la Iglesia, “es una gracia servir con el poder del Espíritu Santo por la acción del Resucitado que ha dado la vida por mí y a vencido la muerte por amor a la humanidad” expresó.

Alegría Otro de los ambientes privilegiados para el servicio femenino es a través del canto y la enseñanza. Keyla Suazo es una joven talento que con su voz alaba al Señor. Pertenece a la parroquia Maximiliano Kolbe y dijo que “transmitir el Evangelio es acordarse de aquella frase de fe que dice que estamos llamados a ser luz en nuestra vida y llevarla a los demás”.
La catequista Regina Umanzor es del criterio que esa noticia también se hace efectiva cuando se lleva a niños, jóvenes y adultos, que es el Evangelio que nunca pasa. “Todos somos llamados a llevar la presencia de Dios a cualquier ambiente donde estemos y es grato llevarlo a la humanidad sin distingos de edad desde los niños hasta los adultos, anunciar al Resucitado es un privilegio ya sea como palabra o como testimonio” manifestó Umanzor.

Caridad Anunciar a Cristo es acordarse de los enfermos, de esos necesitados de atención que muchas veces son aislados en hospitales y en hogares, Eva Vásquez es visitadora de enfermos y dijo que hacer esta actividad “es como tener un encuentro con el resucitado, se hace necesario la visita de alguien que les haga pasar momentos agradables y es necesario orar por ellos”.
Las jóvenes también son parte de las mujeres que llevan la Buena Nueva de la Resurrección; una de ellas es Ariana Bonilla subcoordinadora de la Pastoral Juvenil Arquidiocesana quien dijo que “Ser líder significa un compromiso de mostrar a Cristo Resucitado, al demostrar más las cosas buenas que tenemos por dar, que las cosas malas que a veces nos hacen sufrir”.

“La buena noticia de la Resurrección debería transparentarse en nuestro rostro, en nuestros sentimientos y actos, en el modo cómo tratamos a los otros”.
Francisco
Papa

Opiniones
Nadia Girón
Predicadora
• “Las mujeres que llevaron la noticia del Resucitado fueron testigos privilegiados de la gracia, conmovidas salieron a contar, anunciar y evangelizar esta gran experiencia del Resucitado”.

Keyla Suazo
Cantante
• “Estamos en tiempos difíciles, por lo que necesitamos dar a conocer a Cristo, a través del medio que sea posible. Así como las mujeres salieron a toda prisa, con temor y alegría a proclamarlo”.

Regina Umanzor
Catequista
• “Ser testigo de la Resurrección del Señor, como catequista significa un compromiso de vida. Este tiempo de Pascua debe prolongarse por el resto de mi vida para seguir catequizando”.

Eva Vásquez
Visitadora de enfermos
• “Me siento muy feliz de visitar a los enfermos, lo hago con alegría, es un encuentro con Dios en los necesitados de salud, me gusta hablar con ellos de darles ánimo y de atenderlos.”

Ariana Bonilla
Pastoral Juvenil
• “Como líder de la Pastoral Juvenil a veces es complicado y es un compromiso venir a mostrarles al Resucitado, cuando a veces hay una sociedad que no demuestra lo que es la resurrección”.

Lenin Cruz
Sacerdote
• “Justamente la mujer sigue anunciando al Resucitado, con la Buena Noticia a través de su vida, de su testimonio tan bonito como lo realizan y lo vemos en muchas comunidades de la Iglesia”.