Arquidiócesis

La Divina Misericordia: una fiesta de solidaridad

La Divina Misericordia: una fiesta de solidaridad
Esta celebración tiene como principal elemento la confianza en Dios y en su providencia; conlleva promesas y deberes y sobre todo, impulsa a ayudar a  los necesitados.

Eddy Romero
http://www.suyapamedios.com
Este domingo se conmemora la fiesta de la Divina Misericordia. Una fiesta instituida por San Juan Pablo II que potencia el amor de Dios sobre su pueblo. En la Arquidiócesis de Tegucigalpa, hay varios lugares donde se vive una especial atención a esta devoción.

Templos En la aldea de Guayabillas, al oriente de Francisco Morazán, se encuentra un santuario nacional en honor a Jesús misericordioso. Este templo fue promovido por el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez y la titánica labor del Padre John Wallace. En el centro de retiros Tres Rosas y el Tabor, también se cuenta con un templo en honor a la misericordia. Justo bajo el altar de este templo, hay una reliquia de Sor Faustina Kowalska, santa polaca a quien Jesús le reveló esta advocación.

Devoción Esta espiritualidad inició en Honduras como un proyecto de atención a las personas divorciadas. Fue en la parroquia San Martín de Porres, que comenzó su propagación. Según el Padre Carlos Rubio, párroco de esta Iglesia local “La devoción a la Divina Misericordia inició con el Padre Francisco Torres, que estudió en Francia y que fue por segunda vez párroco aquí. Para el año de la Fe se mandó a pintar una imagen del Señor de la Divina Misericordia”. A partir de ese momento se ha extendido por varios lugares. Sobresalen la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, que desde la llegada del Padre Pablo Hernández, incrementó la veneración de la Divina Misericordia y los grupos de oración. La parroquia Santa Teresa de Calcuta y la Basílica de Suyapa también cuentan con la Eucaristía de la misericordia y grupos de oración inspirados en esta obra.

Columnas Según Mariano Moncada, coordinador para Honduras de la Casa de la Misericordia “Hay cinco pilares fundamentales para tener una auténtica devoción a Jesús misericordioso: La Imagen de Jesús, la fiesta, la coronilla, la hora y la difusión al culto de la Misericordia” Nillia Hernández tiene 13 años de pertenecer al apostolado en la parroquia y considera que la devoción a Jesús misericordioso inicia por la misma necesidad que tiene cada persona. Actualmente pasa una situación familiar muy difícil y en esos problemas “vemos la mano misericordiosa del Señor”

OPINIONES
Carlos Rubio
Sacerdote
• “Comenzó como una pastoral para las personas divorciadas, para asistirles pastoralmente, con esa inquietud nació la devoción; acercarlos a la misericordia divina”.

Nillia Hernández
Laica
• “Mi hijo tiene cáncer de pulmón y vemos la mano misericordiosa del Señor en su salud; como no seguir sirviendo al Señor si Él es misericordioso conmigo”.

Mariano Moncada
Laico
• ”La auténtica devoción a Jesús misericordioso nos debe llevar a una cultura de la misericordia que se hace vida propagando e irradiando el amor de nuestro Señor Jesús”.