Arquidiócesis

Los Jóvenes personificarán la realidad de la violencia en Honduras

Los Jóvenes personificarán la realidad de la violencia en Honduras
Cada año el Via crucis sirve para avivar la fe de los fieles, pero este año llevará un toque más humano impreso por los muchachos de las Pastorales Juveniles.Marco Cálix
http://www.suyapamedios.com
Cada Semana Santa, muchos jóvenes en las distintas parroquias de Honduras, se preparan en oración y hasta físicamente para poder ser parte de los cuadros vivos y la interpretación del Santo Via crucis.

Cuadros vivos En la Parroquia Santa Teresa de Calcuta, específicamente en el sector de la colonia Montes de Sinaí en esta capital, los muchachos y muchachas de la Pastoral Juvenil, aparte de interpretar las escenas de los últimos momentos de Jesús, en cada estación envían un mensaje de como en Honduras se vive la injusticia de la violencia en las calles y que la misma debe de ser combatida con la verdad.

Realidad Durante cada estación del Via crucis se lleva un mensaje claro que está enmarcado en la realidad de la sociedad, nos explicó el presbítero Lenin Cruz como asesor de la Pastoral Juvenil. “En cada escena se demuestra el dolor de Jesús y a su vez el dolor de muchos hondureños que sufren la pasión de la injusticia, es por ello que esta práctica del Viacrucis debe de ser llevada lo más seria posible” finalizó el también párroco de la comunidad de El Calvario en Comayagüela.

Preparación Estos chicos conocen las necesidades de la juventud de estas colonias, sobre todo la problemática que afrontan, es por ello que aparte de la Liturgia propia para el rezo de esta práctica, tratan de mezclarlo con esa realidad que vive no solo los jóvenes, sino la comunidad en general.
Kenthyer Álvarez es coordinador por segundo año del Viacrucis que hacen en este lugar, y explica que la convocatoria se hace con meses de antelación, no solo para poder practicar, sino para que los interpretes de los principales personajes como Jesús, María y los ladrones, así como el pueblo y demás actores de los momentos en que Jesús es llevado a su crucifixión.
“Estos muchachos se preparan al menos dos meses antes, no solo espiritual, sino físicamente, porque el trabajo de hacer las interpretaciones, es pesado sobre todo bajo el inclemente sol de Semana Santa” manifestó Álvarez.

Dificultades En el camino de preparación se dan muchas dificultades, entre ellas está la de que los mismos jóvenes deben costear los trajes y vestimenta para hacer una mejor interpretación.
Otra de las dificultades, nos comenta Gerson Aguilera que por segundo año interpretará a Jesús, es la de poder concentrarse al momento de sentir lo mismo que sintió el Señor al momento de ser enviado a crucificar.
“Siento que no somos dignos de hacer estos papeles, pero al momento de estar frente a nuestros hermanos de comunidad, debemos hacerlo de la mejor manera” aseguró Aguilera.
El papel de la Madre de Jesús, la Virgen María, será interpretado por Gabriela Montoya, que a sus cortos 13 años, muestra el temple de esta mujer que acompañó a su hijo hasta expirar en la cruz.
“Siento que el dolor de María es difícil de poder expresar, sobre todo porque somos jóvenes, y nosotros nos caracterizamos por ser alegres, pero al final, lo que queremos es transmitir ese amor que tuvo ella por Jesús y por todos nosotros al entregarlo en la cruz” explicó Montoya.

OPINIONES
Gabriela Montoya
Interpreta a María
• “Hay muchas escenas en las que tengo que revivir el dolor de una madre, de María. Nosotros como jóvenes somos alegres, pero al momento de interpretar algo tan serio, debemos pensar en lo que en ese momento se vivió y transmitirlo a los demás”
Gerson Aguilera
Interpreta a Jesús
• “No soy digno de hacer el papel de Jesucristo, porque algunos tienen miedo, pero con fe, oración y conociendo la vida de Jesús, su ejemplo e incluso de sus fuertes palabras, siento que tengo el deber de poder llevar ese mensaje de que él murió por nosotros.”
Kenthyer Alvarez
Coordinador Via crucis
• “Debemos evangelizar a través de estas dramatizaciones, y sobre todo hacer saber a la gente que todo ese dolor fue real y que no fue en vano. Jesús muere por nosotros, por las injusticias, por los violentos, y los abraza en la cruz.”

“En el Santo Via crucis la gente puede ver reflejada la problemática que a diario carga, ya sea una enfermedad, las deudas que tanto los ahogan, la violencia que queda impune en muchos casos. Jesús carga con todos esos problemas y los hace suyos, solo por un sacrificio de amor”
Lenin Cruz
Párroco El Calvario