Arquidiócesis

Más de 100 familias de Alubarén crean los ramos de olivo

Más de 100 familias de Alubarén crean los ramos de olivo
Las palmas son extraídas de palo de “coyol”. Las personas que las elaboran se ganan algunos lempiras el Domingo de Ramos con esta venta.Lilian Flores | http://www.suyapamedios.com
Previo al Domingo de Ramos, muchas personas en su mayoría de tierra adentro, se apostan en las afueras de la Catedral Metropolitana, así como en otros templos y puntos estratégicos de la ciudad para comercializar las “palmas y ramos” que sirven para rememorar la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén.
En el inicio de la Semana Santa muchos campesinos aprovechan la oportunidad para comercializar las palmas extraídas de palo de “coyol” y de esa manera ganarse unos lempiras. Este es un trabajo muy arduo y poco remunerado, pues cada ramo tiene el valor de 5 lempiras y algunos con el afán de que no les sobre nada de su producto prefieren darlo a un precio más bajo de lo normal, asegurando con esto el sustento de sus familias por un par de días más.

Misión En la parroquia Nuestra Señora de la Asunción, ubicada en el Municipio de El Porvenir Francisco Morazán y administrada por el Padre Mauricio Mayorga, todo está listo para celebrar la Semana Santa intensamente como cada año desde que fue creada en el 2016. Con la particularidad que para el Domingo de Ramos hay un grupo de personas que desde hace muchos años se han encargado de elaborar los ramos y proporcionarlos a la Iglesia sin cobrar algo monetario ellos.

Compromiso Sin importar espinarse o incluso ser picados en muchas ocasiones por las avispas, desde el año 1998 un grupo de hombres son quienes se encargan de ubicar en solares baldíos los palos de “coyol” para extraer la parte más tierna, con la que son elaborados los ramos. Juan Paz encabeza este grupo por encargo de su padre Zacarías “antes era mi padre quien lo hacía, pero desde que salió del país nos encomendó esta misión y cada año nos recuerda que debemos cumplirla, por eso junto a mi hermano y unos primos, siempre nos hacemos responsables de cortar las palmas un día antes del Domingo de Ramos, y las llevamos a la casa o a la Iglesia donde nos esperan varias mujeres para armar los ramos. Con este sacrificio no ganamos dinero pero si muchas bendiciones”.

Habilidad La destreza y el deseo de colaborar se juntan al momento de elaborar los ramos, Gladis Garay manifiesta que este trabajo no es fácil “aunque se mira sencillo, hacer los ramos lleva un gran proceso, uno se lastima con las espinas, pero el amor de Dios nos hace fuertes, cada año elaboramos más de 200 ramos, después los llevamos a la parroquia para venderlos a las personas del pueblo y todo el dinero recolectado se lo damos al padre para los gastos del templo y en vez de que la gente viaje hasta Tegucigalpa para comprarlos, aquí se los ofrecemos recién hechitos”.

Distribución Por más de 25 años un aproximado de 100 familias de las comunidades del Carreto, Divisadero y San Antonio pertenecientes al municipio de Alubarén, son las encargadas de distribuir los ramos en los diferentes puntos de la ciudad, ellos se organizan para viajar desde el jueves previo al Viernes de Dolores y regresan el domingo por la tarde o lunes por la mañana.

“Es admirable como la fe nos lleva a realizar actos para el bien de nuestro pueblo, sin esperar nada a cambio, más que la bendición de Dios”
Mauricio Mayorga
Sacerdote