Tema de la Semana

Cinco cosas que no sabías del Beato Monseñor Romero

Cinco cosas que no sabías del Beato Monseñor Romero
El mártir salvadoreño será elevado a los altares, luego de la aprobación del milagro concedido por su intercesión a una mujer en estado de embarazo de alto riesgo.

Eddy Romero
http://www.suyapamedios.com
Tras conocerse la promulgación del decreto que declara 5 santos, 2 beatos y 6 venerables, la Iglesia centroamericana celebra la próxima canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, obispo y mártir salvadoreño que fue asesinado por odio a la fe. Entre ellos, también se destaca la santificación del Beato Papa Pablo VI.

Canonización Según el Cardenal Gregorio Rosa Chávez, hasta mayo se conocería la fecha de canonización de Monseñor Romero. Aunque se manejan varios escenarios de este acontecimiento. Se barajan tres hipótesis. El primero, el más deseado por los salvadoreños, en San Salvador. El Papa, así, visitaría esta tierra de mártires, y podría servir para la beatificación del maestro de Romero, Rutilio Grande. El segundo, que al parecer cuenta con más posibilidades, que sea en enero de 2019, durante la Jornada Mundial de la Juventud de Panamá. El tercero, el más clásico, pero también significativo, sería una ceremonia en la plaza de San Pedro que coincidiría con la de Pablo VI y el Sínodo.

Curiosidades Te presentamos cinco cosas que quizás no sabías sobre el nuevo santo salvadoreño. Según algunos historiadores de El Salvador, Monseñor Romero aprendió a ser obispo, a sentir con la Iglesia, viviendo su sacerdocio en San Miguel. Tuvo encuentros con grandes santos como José María Escrivá de Balaguer, Pablo VI y Juan Pablo II. Sufrió una enfermedad que le hacía ser tímido y fue la voz de los sin voz.

Sacerdocio Monseñor Óscar Arnulfo Romero “quiso ser sacerdote desde muy niño, cuando era tan sólo aprendiz de carpintero, ayudante de su padre telegrafista y aficionado a tocar la flauta y a meterse bajo la carpa de cuanto circo aparecía por su pueblo. Nació el 15 de agosto de 1917, segundo de ocho hermanos, en Ciudad Barrios, San Miguel, El Salvador. A los 13 años entró al seminario y a los 26 se ordenó sacerdote” según lo narra la escritora salvadoreña María López Vigil en su libro “Monseñor Romero, piezas para un retrato”. Después de 27 años de sacerdocio en la Diócesis de San Miguel, el Papa Pablo VI, le nombró Obispo Auxiliar de San Salvador.

Santos Según algunos registros históricos, se conoce que Monseñor Romero se encontró con José María Escrivá de Balaguer y con Pablo VI, ambos comparten la gloria de la santidad. En reiteradas ocasiones, el Papa animó a Romero para continuar en la misión que estaba realizando.
Gracias a la intervención de Monseñor Romero, Pablo VI proclamó a Nuestra Señora Reina de la Paz, como patrona de El Salvador. Ese es un hecho recordado con mucho cariño por el pueblo salvadoreño. Según la hermana Lidia Consuelo, Carmelita descalza de Santa Teresa, “Monseñor era un enamorado del caminar de la Iglesia de Pablo VI, de ese proceso que Pablo VI vivió, porque como todos sabemos, él fue el precursor después de este aire, del viento del espíritu con el Concilio Vaticano II. Monseñor era un fiel discípulo de Jesús y de la jerarquía de la Iglesia”.

Enfermedad Según el Padre Jorge Barahona, sacerdote salvadoreño que colabora en la Basílica de Suyapa, “Monseñor Romero padecía una enfermedad llamada poliomielitis y por eso siempre fue bastante tímido, eso afecto en él físicamente, porque era de baja estatura” Sor Lidia Consuelo agrega en este sentido que “dentro de su biblioteca hay un libro que se llama cómo vencer la timidez, él era el hombre que se transformaba cuando estaba en el púlpito a la hora de hablar. Cuando hablaba de Dios, tu veías a ese hombre transformado, pero en la cotidianidad, en el encuentro, era muy reservado, por su timidez, le costaba mucho en ese sentido”.

Voz Monseñor Romero se caracterizó por ser la voz de los que no tienen voz en este país centroamericano. Según el Cardenal Rosa Chávez, “la canonización de Romero es como un acto de reconciliación para El Salvador, pese se ser este un año electoral y a pesar de la polarización que afecta al país”. Rosa Chávez insistió en que la santificación de Romero debe servir como un reencuentro como sociedad salvadoreña.

“Mi voz desaparecerá, pero mi palabra que es Cristo quedará en los corazones que lo hayan querido acoger”
Óscar Arnulfo Romero, Beato

21 De junio De 1970 fue ordenado Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de San Salvador.

24 de marzo De 1980 fue asesinado mientras celebraba la Eucaristía en el hospitalito.

23 de mayo De 2015, fue beatificado Monseñor Romero en San Salvador, El Salvador.

7 De marzo De 2018, el Papa Francisco promulgó el decreto para la canonización de Romero.

CURIOSIDADES
Eventos que marcaron la vida de Monseñor óscar A. Romero
1 Su apellido
La plantita de “romero” que aparece en su escudo episcopal no sólo significo su apellido, sino que como él lo explicó, es hierba medicinal y aromática que purifica y perfuma dando así a la historia de El Salvador, de masacre y de dolor, el olor a esperanza, el olor a misericordia, el olor a Cristo.

2 Calumnias
Monseñor Romero recibió calumnias por parte de la derecha e izquierda salvadoreña entre 1977 y 1980. Se le tachó de subversivo, guerrillero, comunista, agitador; teniendo como consecuencia la activación de un odio que impulsó la ejecución de su martirio. Le asesinaron mientras celebraba la Eucaristía.

3 Petición
Un mes antes de su asesinato, Romero escribió al presidente Jimmy Carter, instando a EE.UU. a que no apoyará al gobierno e interrumpiera su suministro de armas y asesores militares. Y el día antes de su muerte, exigió a los soldados y policías no seguir las órdenes de matar a civiles, y detener la represión.

4 Entierro
Alrededor de 100 mil personas se hicieron presente en la Plaza Cívica para acompañar a Monseñor Romero en su entierro. La Misa, se interrumpió a causa de la detonación de una bomba, seguida de disparos y varias explosiones más. La reacción de la multitud fue de pánico, atropellamiento, heridos y muertos.

5 El proyectil
Según la autopsia la bala que asesino a Monseñor Romero era blindada y explosiva de calibre 25. Penetró a la altura del corazón y siguió una trayectoria transversal, alojándose finalmente en la quinta costilla dorsal. La muerte se debió a la hemorragia interna provocada por la herida de bala.

6 Guerra
El 1 de marzo de 1992, cuando terminó la guerra en El Salvador, una gigantesca manta colocada en lo más alto de Catedral acompañaba a la multitud que celebraba el primer día de la paz y la libertad. Decía: “Monseñor, hoy resucitaste en tu pueblo”.

Opinión
San Romero de América
Juan José Figueroa, Embajador
Es importante señalar lo que Monseñor Romero fue en primer lugar, un guía espiritual, un profeta, un luchador por la paz, por la justicia, por la estabilidad social de nuestros pueblos. Profesó mucho el tema del amor al prójimo. El hecho que se canonice a Monseñor Romero sea el hecho de seguir caminando por la senda que él trazó, la equidad social, la justicia, la paz en nuestros pueblos. Los pueblos de América Latina lo canonizaron hace muchísimos años, Monseñor Romero es reconocido por nuestros pueblos como San Romero de América. Yo creo que nuestros pueblos están más obligados a seguir los pasos de Monseñor Romero y que él se convierta en el guía espiritual de nuestros pueblos que buscan salir de la violencia, del atraso social, que quieren mayor justicia y hermandad entre nuestros compatriotas. Este mensaje que el Papa Francisco nos está transmitiendo es un mensaje precisamente para seguir el legado de Monseñor Romero. Se especula que el proceso de canonización pueda ser en octubre, hay quienes ponen fecha, quienes lo plantean que puede ser en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá, se especulan muchas cosas, lo importante no es tanto la fecha, ni en qué momento, si es en el Vaticano, si va a ser en Panamá, si nos da la sorpresa y llega a El Salvador, sino lo importante es que el proceso que había estado guardado durante mucho tiempo de manera injusta sobre el proceso de Monseñor Romero ha llegado prácticamente a un final feliz en el cual el Papa Francisco firmó el documento por el cual Monseñor Romero es santo. Francisco está demostrando que hay que ir moviendo todo eso que estuvo guardado, no sólo los milagros sino sobre todo de la espiritualidad de Monseñor Romero.