Entre Café...

“Dios me sacó de mi oficina para servirle en plenitud”

Rolando Barahona, un empresario que catequiza matrimonios
“Dios me sacó de mi oficina para servirle en plenitud”
“El demonio intentó desestabilizar mi matrimonio, pero a fuerza de oración logré enderezar mi camino familiar”.

Rafael Plata | http://www.suyapamedios.com
Por más de tres décadas ha dirigido empresas en el rubro de impresión de textos educativos, pero sin lugar a dudas la faceta que más le alegra a Rolando Barahona es la evangelización a quienes no conocen del poder salvífico de Dios. Su vida cambió cuando hace 22 años su matrimonio estuvo a punto de fracturarse. Desde esa época, este personaje se ha convertido en uno de los referentes a nivel de laicos en Honduras.

¿Qué recuerdos tiene de su infancia?
Vengo de una familia muy trabajadora, soy el hijo menor, provengo de una familia católica, mi abuela con una tiza nos dibujaba en una pizarra el Evangelio todos los días, la acompañaba a misa en la Iglesia La Merced de Tegucigalpa. Mis papás eran unidos, aprendí de ellos el sentido del amor por el trabajo. Yo no era la buena “monedita” en la casa respecto a las notas en la escuela y el colegio.

¿Qué fue lo que le enseñó su papá, que ahora lo pone en práctica en su empresa?
Yo sólo he continuado lo que mi padre había emprendido, “no soy empresario para obtener un lucro o para amasar fortunas, sino por el deseo de dar trabajo, otorgar oportunidades, ayudar a las personas que laboran en mi empresa, generar productividad es algo que lo llevo en mis venas. Mi papá me enseñó el espíritu de servicio y de unidad.

¿Cómo se puede ser un empresario exitoso?
En primer lugar hay que valorar al empleado, uno trata con almas, con personas, también se debe aplicar un liderazgo positivo, sobre todo llevar una cordial relación con los miembros de la empresa, hay que lograr consensos, para que así se logren éxitos siempre de la mano de Dios y la Virgen.

¿A qué está llamado el laico comprometido?
Debemos administrar muchos bienes espirituales para muchas almas, somos miembros activos de la iglesia, Dios nos confía almas, para que podamos ver más allá de nuestro trabajo. Pero es importante hacerle ver a los demás la providencia divina en medio de cada uno de nosotros y que estamos llamados cada uno a velar el uno por el otro. El laico está llamado a fomentar la comunión en la iglesia y buscar a los más alejados que están en las periferias de la sociedad.

¿En qué momento decide servir a Dios en comunidad?
Un 17 de septiembre de 1995, experimenté un impacto profundo de fe, tuve mi encuentro personal con Dios, en un retiro de una duración de dos días del Grupo de Empresarios y Profesionales Católicos (Geproca) en el que mi vida cambió radicalmente. Tuve la experiencia del amor misericordioso de Jesús. A partir de ese momento dispuse tomar en serio mi fe con cuatro elementos primordiales que debe tener un católico: la palabra de Dios, vivir en comunidad, la oración y la celebración de los sacramentos.

¿Cuál fue esa frase que lo hizo entender que su vida estaba mal?
Mi afán por el trabajo hizo que mi familia se tambaleara. Estuvo a punto de acabarse mi matrimonio. Fue una crisis en la que pensaba sólo en mis empresas y nada más y no le dedicaba a mi familia el tiempo necesario. Tengo presente siempre una frase que me dijo mi suegra “a ustedes lo que les hace falta es Dios”. Estas palabras me calaron mucho y empecé un proceso de conversión. Desde esa época soy un servidor de la familia me gusta evangelizar a los matrimonios jóvenes, llevándoles la Palabra de Dios y animándolos a que busquen la santidad.

¿Cuál es el papel de los padres para fortalecer los valores en los hijos?
La mejor formación para fortalecer los valores en los matrimonios y familias es el testimonio de la relación entre esposo y esposa, para el caso mis hijos jamás en la vida nos vieron pelear y esto ha sido algo fundamental. Es preciso además que haya una profunda relación con Dios, para discernir mejor el camino que deben tomar nuestros hijos. Si tenemos matrimonios santos tendremos hijos que no se perderán por las corrientes negativas que nos ofrece este mundo tan desordenado.

Conozca a Rolando Barahona
Nació en Tegucigalpa, es administrador de empresas relacionadas a la impresión de textos educativos, es ingeniero industrial y químico. Es miembro activo del Grupo de Empresarios y Profesionales Católicos y pertenece al movimiento Equipos de Nuestra Señora.