Tema de la Semana

La pobreza extrema hace que los hondureños estén en “ayuno”

La pobreza extrema hace que los hondureños estén en “ayuno”
No lo hacen por la práctica espiritual, sino que se ven obligados por la crisis que impera en el país.

Eddy Romero
http://www.suyapamedios.com
La Cuaresma es el tiempo privilegiado para la conversión y en el país se necesita cambiar muchas realidades que no permiten alcanzar los frutos de la pascua. Son muchos los flagelos que la población aqueja en estos momentos.

Problemática Uno de los problemas que más afecta en el país es la pobreza. Según Raf Flores, subdirector del Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo de Honduras, cerca del 70 % de los hondureños viven en condición de pobreza. Esta situación provoca en el ser humano una condición de desesperanza, lo que en muchas ocasiones promueve enfermedades como la depresión. El psicólogo David Ilovares, afirma esta condición de pobreza se ve reflejada en las personas por “una actitud indiferente, escéptica, suspicaz y fatalista, de mucha ansiedad y depresión, que en muchas situaciones lleva a proyectar un comportamiento violento, sentimientos de inferioridad, marginalidad, pocos deseos de trazar un futuro, es decir, comportamientos sin objetivos y metas en la vida”.

Ayuno Si bien es cierto, la pobreza suele relacionarse con ciertas prácticas cuaresmales de austeridad como el ayuno, la situación en el país es alarmante. “Hay momentos que el ayuno es permanente, nos toca quitarnos el bocadito de la boca para que se lo coman los hijos mejor, es bien macaneada la vida”. Estas palabras de don Erick Gustavo Ortega, un humilde albañil que vive en condición de extrema pobreza, es la realidad de miles de hondureños que les toca vivir un ayuno permanente por las condiciones de vida que llevan. Como bien advierte el Instituto Hondureño de Doctrina Social (Ihdosoc) que “los pobres no son noticias importantes, porque la dureza del corazón del hombre nos hace indiferentes hacia al más débil, del desposeído”.

Gastos Raf Flores, afirma que se han gastado más de 470 millones de lempiras en reducción de la pobreza y “la pobreza prácticamente no ha disminuido, porque cuando vemos el detalle de ese gasto, vemos que casi entre 55 y 60 % se ha ido en gastos y salarios, burocracia, otro 20% se ha ido en logística y sólo un 20% se ha ido en transferencias a los hogares en condiciones de pobreza”.
Asimismo, afirmó que no se tienen verdaderas estrategias para esta reducción y que la aplicación de programas puntuales que tienen un “tinte político” porque según este analista “está gastándose dinero, eso no es inversión, sinceramente es gasto”.

Alimentos Otra de las condiciones que acrecientan la pobreza y que provocan que los hondureños vivan en “ayuno permanente” es el alza de los productos de la canasta básica. “hay una tendencia alcista de los productos de la canasta básica, motivado en primer lugar por las alzas recurrentes que han habido en el precio de los carburantes, siete incrementos consecutivos desde el mes de enero” dijo Adalid Irías, presidente de la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica de Honduras (Adecabah).
Además agregó que “ya vienen revisiones a la tarifa de la energía eléctrica, es otro factor que está ponderando los incrementos a los productos de la canasta básica, entre estos se destacan los cereales, el maíz, los frijoles, el huevo, los lácteos que se fueron arriba ostensiblemente, también se destacan productos como las salsas de tomate, las pastas como los espaguetis, los caracolitos, todo eso lamentablemente se está yendo arriba y esto condiciona que productos de canasta básica se hayan incrementado.
Estos alimentos, que son los que algunos pueden tener acceso en la Cuaresma, representan un duro golpe para la población. Según datos de la Adecabah, entre 200 y 300 lempiras más se tiene que invertir para comprar los mismos productos de la canasta básica y esto marca la tendencia del alza que ha existido en los últimos días.

Esperanza El tiempo de Cuaresma invita a todos a vivir la pobreza, pero entendiéndola como la pobreza de espíritu de la cual habla el Evangelio. El Padre Ovidio Rodríguez, los pobres nos evangelizan en esta Cuaresma, porque si bien es cierto, les toca vivir una cuaresma permanente “un día vivirán una pascua permanente, dice San Pablo en la carta a los Romanos, los sufrimientos del presente no se comparan con alegrías futuras”. El Ihdosoc recomienda que “en esta Cuaresma, es una época linda para ver hacia nuestro interior y de vernos de si somos heraldos de la justicia, de la paz, si somos solidarios, de dar amor” especialmente a los pobres que en Honduras sobran.

“La verdadera pobreza duele: no sería válido un despojo sin esta dimensión penitencial. Desconfío de la limosna que no cuesta y no duele.”
Francisco
Papa

Opiniones
David Ilovares
Psicólogo
• “Vivimos en un país que requiere de mejoras a todo nivel, que nos pueda sacar de este oscurantismo y la pobreza, un desafortunado mal generalizado, necesitamos prevención y que realmente exista una luz para estas personas que desean salir de su desesperanza”

Ovidio Rodríguez
Sacerdote
• “El dinero no lo es todo, hay que buscar al único que lo puede todo, hay que buscar el tesoro del Reino, como dice Jesús, atesora tesoros en el cielo, donde no hay ladrón que robe, ni polilla que carcoma, atesorar tesoros es dejar de seguir vendiendo muerte”

Raf Flores
Economista
• “Pudiera pensarse que las próximas generaciones podrán salir de la pobreza, pero con programas puntuales, que muchos de ellos están más relacionados con procesos electorales, difícilmente lo puedan lograr. Está gastándose dinero, eso no es inversión”

1 Practicar la caridad
Una de las mejores maneras para combatir la pobreza y vivir la Cuaresma es con gestos de caridad, pero gestos reales que acerquen a los más débiles, a los más necesitados. Puede hacerse de manera personal o comunitaria. No es dar únicamente lo que sobra, sino también lo que más cuesta, de lo que tienes poco, pues el Señor te recompensará abundantemente.

2 Combate la miseria
Hay que luchar contra la miseria que puede ser material, moral y espiritual. Material cuando haya falta de bienes como la comida, el agua, el trabajo, la posibilidad de desarrollo. Moral, por todos aquellos que se han convertidos en esclavos del vicio y del pecado y espiritual que hace alejarse de Dios y rechazar su amor.

3Despojarse
Compartir con el necesitado es también una práctica penitencial enseñada por la Iglesia, que nos pide intensificarla durante este tiempo. Los santos padres enseñan que el ayuno, la oración y la limosna han de ir unidos para ser eficaces y hacer la voluntad de Dios.

4 Escuchar
Prestar atención con interés es la mejor manera de consolar al que sufre. A todos nos gusta que nos escuchen. Pero mucho más al que sufre. Y si tus palabras cálidas le transmiten paz y alegría interior, habrás hecho una gran obra

5 Reconciliación En un mundo donde impera el resentimiento y el odio, el tiempo de Cuaresma es el momento más propicio para reconciliarse. Hay que construir puentes y derribar los muros de la indiferencia.

Opinión
Tiempo de inclusión
Reginaldo García
Sacerdote
Cuando no hacemos la voluntad de Dios, observamos en los distintos niveles donde pocos tienen mucho y muchos no tienen nada. Encontramos gran porcentaje que están marginados, excluidos, desechados. Y ese fenómeno ha sido histórico y también ahora se vive de distintas maneras. Jesús vino casualmente a decirnos que nos convirtamos porque se acerca el Reino de Dios. Ese reino tiene que ser un reino de amor, de verdad, de solidaridad, donde tenemos que luchar para que los desechados como dice el Papa, tenemos miles de niños, ancianos, personas que son exiliados están desechados. Nuestra labor es ver cuáles son los grupos desechados en nuestra propia comunidad con visión católica universal y poner nuestro granito de arena, no para colocar ríos, muros sino puentes para ser más incluidos. Este es el tiempo de no excluir, sino de incluir a esas grandes masas que encontramos en los distintos niveles.
Hay que entender lo que es la palabra ayuno, consiste más que todo en que yo comparto lo que tengo con otros, para que esos se incluyan, tengan más vida, por medio de nosotros la vida del Señor. El ayuno consiste en que todos en este mundo, tenemos dones. No hay persona que sea tan rica que no necesite de los demás y no hay persona que sea tan pobre que no pueda servir en algo a los demás. Hablando en el aspecto físico, sino en todo sentido, porque a veces encontramos gente con condiciones económicas muy grandes, pero viven como cadáveres, muertos aquí en la tierra. Tenemos que cambiar estructuras para que existan los elementos, para que nosotros podamos ser más. Porque la esencia de la Doctrina Social es eso, la persona humana, ser más para servir más y mejor a los demás.