Familia

Los jóvenes y la adicción a las redes sociales

Los jóvenes y la adicción a las redes sociales
Según el Instituto Nacional de Estadísticas 2.6 millones de personas tiene acceso a redes sociales en Honduras, el 27% está entre los 12 y 20 años.
Rafael Plata
http://www.suyapamedios.com
S e ha preguntado ¿cuánto tiempo pasa en Twitter o en Facebook? esta adicción a las redes sociales puede pasar inadvertida por aquellos que disfrutan utilizar este tipo de herramientas, según datos de la OMS una de cada cuatro personas padece trastornos de la conducta relacionados con este problema.

El psicólogo Óscar Murillo asegura que las adicciones sociales sobre todo en los adolescentes y jóvenes comparten las mismas características que otras adicciones, es decir, “son conductas o comportamientos que se apoderan de la vida de un individuo y que, al mismo tiempo, producen efectos en su cuerpo que desembocan en consecuencias negativas a nivel psicológico y físico”. La diferencia con otras adicciones, como el alcohol o las drogas, es que pueden llegar a ser mucho más adictivas que estas, afirma el especialista.

Síntomas El joven “adicto a las redes“ presenta señales como aislamiento, ansiedad por ingresar al internet, abandono del estudio, depresión o trastornos del sueño. Dentro de los factores que determinan la adhesión a las redes sociales, está el tiempo que invierte esa persona pensando en el uso del internet como vía de escape, por otra parte los adolescentes se convierten en personas vulnerables y las redes le proporcionan una falsa seguridad que compensa las inseguridades de su vida cotidiana.

Recomendación Para el asesor familiar Juan Carlos Jiménez, la adicción a las redes sociales en los jóvenes, provoca la desvinculación familiar, por ello es necesario volver a establecer normas, límites y la autoridad que los padres deben tener con sus hijos.
Para mejorar esta condición se debe crear una nueva forma de vida, llena de actividades novedosas y satisfactorias, a esto se le conoce como terapia ocupacional, donde el principal objetivo es que el paciente invierta su tiempo en actividades que generen cambios positivos.