Noticias

“Mi familia y yo servimos al Señor”

“Mi familia y yo servimos al Señor”
El servicio a los peregrinos que visitan a la Virgen de Suyapa ha sido la manera que Dios usó para que esta familia se comprometiera con su misión.

Eddy Romero
http://www.suyapamedios.com
Dios llama de muchas maneras, pero una de las formas más hermosas, es cuando lo hace en familia. Este es el caso del matrimonio entre Javier Suazo y Ligia Ruíz y sus hijos. Esta familia es una de las tantas servidoras que domingo a domingo se dan cita en la Basílica de Suyapa para atender a los miles de peregrinos que visitan a la Reina de Honduras.

Llamado Según Ligia Ruíz, el llamado que Dios le hizo a su familia, fue a través de sus hijos. Ellos fueron los primeros que se comprometieron en prestar sus servicios. “una amiguita de mi hijo los invitó a acolitar. Pasado un año, nos invitaron como padres de los niños a servir e iniciamos el servicio allí en Suyapa”. Actualmente, junto con su esposo, están a cargo de los todos los servidores en la Basílica y la Ermita.
Para ella, llevar el chaleco que los identifica como servidores. “se siente un respeto profundo hacia ellos, un gran amor a ella, una alegría inmensa, servirle a ella, en su casa, en la casa de la madre del Señor”.

Familia Javier Suazo, relata que actualmente dos de sus tres hijos son servidores, “en la actualidad tenemos a nuestros dos hijos: Héctor Daniel y Ligia Dalila que son los que están entregados sirviendo acá en la Basílica. Nuestro hijo mayor que se llama Javier Francisco, él no nos acompaña aún, pero en algún momento va a recibir el llamado”.
Asimismo, agregó que “nuestros hijos se llenan de mucha satisfacción alegría, al poder servir a los pies de la madre, al igual que nosotros como padres. Eso nos llena como familia, nos da un gran sentido de familiaridad, espiritualidad que la podemos ir viviendo día con día”.

“No somos la familia perfecta, pero si buscamos la santidad, a la que el Señor nos ha invitado, especialmente en el servicio”
Ligia Ruíz
Servidora