Actualidad

Honduras entre diálogo y profundas reformas electorales

Honduras entre diálogo y profundas reformas electorales
Delia Arita
http://www.suyapamedios.com
Los diversos sectores de la sociedad en Honduras son del criterio que, aparte del dialogo nacional, es necesario trabajar en un proceso de reformas electorales- Según el magistrado suplente del Tribunal Supremo Electoral Marco Ramiro Lobo, no se podrá celebrar un próximo proceso con la actual ley por varias razones. “Sería un crimen de Estado si se sigue trabajando con la misma ley de hace años, eso quedo claro en el pasado proceso de noviembre y los frutos de eso, es la actual crisis que tiene polarizado a Honduras” aseguro Lobo.
Por su parte, el sociólogo Miguel Cálix asegura que no se pueden realizar reformas parciales a este ley; de igual manera manifiesta que es un tema que se debe tratar con mucha cautela y lo más pronto posible. “No podemos seguir con una ley tan antigua y con muchas lagunas que lo único que crean es desconfianza en la población y la verdad no permiten la trasparencia de los procesos en Honduras” aseguró Cálix. Para el también analista Julio Cabrera la esta temática del modelo electoral hondureño debe ser analizada y revisando todo desde su comienzo, ya que desde el año de 1980 no se ha presentado un interés en este tema que dicho sea de paso es Constitucional o sea que ocupa reformas con mayoría calificada en el Poder Legislativo.
Las reformas a la actual Ley Electoral, serán una de las salidas y solución a la actual crisis política asegura magistrado suplente, por lo que es necesario llegar a ese punto junto al dialogo nacional.

2 Reformas Se han logrado en las últimas décadas a la ley electoral, y la más reciente, es la aprobación de la unidad de política limpia . que está capacitada para analizar la procedencia de los fondos para el manejo de campañas.

85 diputados Para hacer cambios en la ley electoral se necesita de mayoría calificada en el Congreso Nacional ósea más de ochenta parlamentarios. , cantidad que hasta el momento ninguna de las dos fuerzas mayoritarias alcanza.