Familia

Falta de afecto, detonante de la soledad en la vejez

Falta de afecto, detonante de la soledad en la vejez
Al verse faltos de cariño por parte de sus seres queridos, los ancianos sufren una serie de complicaciones de salud e incluso pueden caer en depresión.
Lilian Flores
http://www.suyapamedios.com
La mejor forma de enfrentar la soledad en el envejecimiento se logra al fortalecer algunos roles de participación, en donde los adultos mayores se involucren en actividades de la Iglesia, familiares y de la comunidad, así como interactuar en algunos grupos para practicar diferentes actividades, mismas que desarrollan capacidades físicas y mentales. En muchas ocasiones las personas mayores experimentan una soledad no deseada, ya sea por la muerte de familiares o seres queridos, o bien por la pérdida de autonomía, causada por una enfermedad o dolencia que les convierte en personas dependientes.

Impotencia La falta de independencia despierta en los ancianos sentimientos negativos y de frustración ante esta nueva etapa vital, sienten una crisis existencial que puede acentuar incluso la sensación de soledad.
Es posible que los familiares no puedan visitarlos tanto como les gustaría o si viven en casa con ellos, cuidarlos y mimarlos como se merecen. Evidentemente esta desatención tiene efectos muy negativos en la salud de los adultos mayores y por ende es necesario hacerlos sentir queridos.

Etapas Según el doctor Raúl Espinal, Coordinador Técnico de la Dirección General Adulto Mayor, el ser humano como ser de interacción social tiene varios roles y papeles durante los ciclos de vida; el rol de hijos, hermanos, padres y abuelos. “Con el envejecimiento se pierden estos roles de participación, hasta que muchos adultos mayores quedan en el abandono, esta situación los enfrenta a una tristeza que se puede convertir en depresión”.
Consecuencias La soledad también puede surgir por los miedos e inseguridades propias de la edad, o a causa de enfermedades crónicas que disminuyen su calidad de vida o les impiden desenvolverse por sí mismos. En otros casos, existen personas que sufren mucho después de la jubilación ante el cambio que implica la falta de actividad profesional y porque perciben su nueva situación como un aislamiento social por haber perdido también la relación que mantenían con sus compañeros de trabajo. Este cambio lo notan especialmente las personas que tenían un trabajo con el que eran realmente felices.
En este contexto, conviene recordar que cada persona, haciendo uso de su libertad, es capaz de ir más allá de las circunstancias sociales. Por ello, lo ideal es que los adultos mayores tengan un protagonismo importante en el seno de la familia y no se sientan nunca solos.

“El índice de depresión es alta en las personas mayores, debido a la soledad y la falta de cariño y abandono por parte de sus familiares”.
Raúl Espinal
Doctor

Claves

1Soledad
Generalmente el hombre es quien presenta mayor índice de soledad, esto sucede porque la mujer a lo largo de su vida tiene más responsabilidades en el hogar que el varón, a ellas se les encarga el cuidado de la casa, de los nietos e incluso los sobrinos.

2 Protección
En Honduras existe una Ley de Protección Integral al Adulto Mayor y Jubilados, esta establece todos los derechos y deberes que deben gozar las personas de la tercera edad, sin embargo en muchas instituciones públicas y privadas no se aplica este trato digno.

3 Porcentaje
Se estima que en el país hay alrededor de 812 mil adultos mayores, esta cifra equivale al 7% de la población. Por falta de familia o de asumir responsabilidades un buen número de personas adultas van a parar a los más de 30 asilos que hay a nivel nacional.

A %d blogueros les gusta esto: