Arquidiócesis

Melvin Matamoros: un árbitro que “pita” para Dios

Melvin Matamoros: un árbitro que “pita” para Dios
Este encargado de impartir justicia en el campo de fútbol, es un devoto de Jesús Sacramentado
Eddy Romero
http://www.suyapamedios.com
La autoridad y sencillez, son cualidades de un buen árbitro quien mantiene una relación fluida con jugadores y entrenadores, saben mantener la calma y la presencia de espíritu en las circunstancias más extremas. Tiene una amplia comprensión del juego y buenas dotes de observación. Son personas inteligentes en una perfecta forma física. ¿Y qué pasaría si a todas estas cualidades, le agregas tener a Dios en tu vida?

Cambio Considerado uno de los mejores árbitros del balompié nacional, Melvin Matamoros es un referí al que le tocó “pitar” el partido más importante de su historia. Un accidente cambió su vida y la de su familia; debido a esto, decidieron pasarse al equipo de Jesús.
Matamoros se describe a sí mismo como “un hombre de pocas palabras, simple, sencillo, amoroso, cariñoso”; acostumbrado a trabajar desde pequeño, supo el valor del esfuerzo, gracias a su abuelo, que hizo las veces de papá. Tuvo como ejemplo de entrega a su madre, quien jugó el papel de padre y madre en su pueblo Morocelí.

Accidente Según Melvin, esto sucedió cuando “Venía de Costa Rica, de arbitrar un partido entre Costa Rica y la selección de Venezuela en el Estadio Nacional de Costa Rica; cuando iba de regreso hacia mi pueblo, sentí el cansancio pero pensé que era algo pasajero; cuando iba exactamente por Las Mesas, el cansancio me venció, no supe en que momento yo cerré mis ojos y mi auto se fue a estrellar en un paredón, después del paredón, fue a impactar a un árbol de mango que está a la orilla de la calle como a dos metros de la orilla de la carretera”.

Cambio El árbitro FIFA afirmó que “allí me di cuenta que algo no estaba bien, me di cuenta que mi familia estuvo a punto de fallecer por mí culpa, entonces, creo que allí fue donde dije Dios me está llamando, Dios me está diciendo algo está pasando, algo no estás haciendo bien”.
“A partir de ese momento, mi vida cambio para bien, creo que la oportunidad que Dios me dio, junto a mis hijos, a mi esposa, porque desde ese momento, nos acercamos más a Dios, al Santísimo, asistimos todos los jueves a la Hora Santa en familia y también empecé a asistir a la Misa”. En la actualidad, Melvin y su familia son fieles servidores en la Iglesia.

Oportunidad Según Matamoros, “estar en el arbitraje, es una gracia de Dios, de Él viene la sabiduría y el árbitro tiene que ser sabio, a Dios nos aferramos, siempre que hay un partido, mis hijos oran, sufren, mi esposa va al Santísimo, eso me da mucha fuerza a mí, yo siento que ellos me transmiten esa fuerza, esa voluntad y eso me hace ser más generoso, que las cosas me salgan bastante bien en la cancha”.

“Yo me alegro cuando a mí me nombran los sábados, porque me queda el día domingo para asistir a la Iglesia, me regocijo con eso porque Dios me está dando la oportunidad de estar con Él”
Melvin Matamoros
Árbitro

Conozca a Melvin Matamoros
Es originario de Morocelí, El Paraíso; Desde 2014, es un referí internacional con gafete Fifa y es considerado uno de los mejores árbitros del país en la actualidad. Cuenta con un extenso currículo deportivo, donde sobresalen varios juegos internacionales y que es de los árbitros que más finales ha pitado en los últimos años. Su esposa se llama Griselda, sus hijos Melvin, Óscar y María Celeste. Es muy entregado a su familia, a la cual considera su mejor tesoro.