Tema de la Semana

Honduras cierra el año con más de 300 mil nuevos pobres

Honduras cierra el año con más de 300 mil nuevos pobres
Disminuir la pobreza es el gran reto para el 2018 seguido de la educación, salud y desempleo, que constituyen otros desafíos para el país.
Janeth Lagos
http://www.suyapamedios.com
Honduras vivió este 2017 un escenario político muy complejo, que aun la población está por asimilar, bajo esa circunstancia de poder darle vuelta a la página y seguir la ciudadanía en general construyendo sueños, hoy es finalizar el año y cerrarlos con datos estadísticos que en el país hay más pobreza que años atrás.

Un informe presentado por Foro Social de la Deuda Externa en Honduras (Fosdeh) revela que del total de la población hondureña el 68.8 por ciento vive en la línea de la pobreza. Ante esa realidad que enfrenta la nación, es deducir que el principal reto para el próximo gobierno y la población en general es disminuir los índices de pobreza en Honduras.
Y de la mano, estaría mejorar la educación, el desempleo, la salud que se convierten en otros de los grandes propósitos para este año 2018. Es así que el futuro de una nación se ve empañada por los altos índices de pobreza que van en aumento.

Testimonio. Para Laura Fúnez de 35 años de edad, los números que reflejan que hay pobreza en el país, ya no es nuevo, “es hora que entendamos que en parte la culpa es del mismo hondureño, “nosotros esperamos que otros nos soluciones los problemas y nos molestamos si no lo hacen, muchas veces estamos sentados esperando que nos den todo o nos han acostumbrado”
Sin embargo, debemos iniciar el año con metas que podamos cumplir y dejar atrás algunas desigualdades sociales o políticas, si bien es cierto aumento la pobreza y ha disminuido la delincuencia, pero las nuevas familias ocupamos trabajo para poder salir de la pobreza, educación para saber entender las políticas de estado, salud para luchar ante tantas realidades, estos serían los principales retos para este año nuevo” enfatizó Fúnez
Esperanzas La socióloga Karla Aguilar, destaca que el principal reto de este año es “fortalecer la nueva familia”, que está integrada por los jóvenes que alzaron sus voz en señal de ser escuchados, “son ellos los indicados a salir de la extrema pobreza que hemos ido cayendo o nos han llevado, la sociedad ocupa respuestas y oportunidades y esas exigencias las pide hoy la juventud”
De igual manera, agrega la especialista que en la actualidad se entra a una nueva temporada no con familia desunidas por diferentes ideologías si no con una población que exige una nueva “vecindad”, donde se luche por un sólo objetivo y ese es uno de los desafíos a superar en este próximo año, reiteró.

Problemática A criterio de Nery Ordoñez, criminólogo uno de grandes retos que enfrenta la población y debe tratar de mejorar es el alto grado de consumismo, “vivimos para gastar, aunque gran parte de la población tenga un salario por debajo del salario mínimo establecido, sólo es mirar parte de los centros comerciales que en su mayoría hay clientes y no les importa si hay dinero o no, el objetivo es comprar”
Asimismo, agrega Ordoñez, que las cifras de criminalidad hay disminuido a comparación de años atrás “pero un país no puede vivir con ese dato, es bueno por la tranquilidad de todos, pero urge que la educación, la salud, el empleo sea otros de los principales retos de este nuevo año”.

“Sobrevivir” El economista Ismael Zepeda, detalla que se debe restructurar la políticas públicas, para ayudar a combatir el reducción de la pobreza, ya que el iniciar con estos datos de nuevos pobres no es nada positivo.
“Si bien es cierto el país no pasa una situación económica muy estable, muchos no les ajusta ni para lograr llegar al total de la canasta básica, es entender que se debe aprender a sobrevivir y saber qué es lo que se va gastar y en que se va invertir”
El economista enfatiza que una de las principales expectativas que tendrá la población este año es que habrá una “economía de sobrevivencia” donde deberá luchar por vivir el día a día.
El último informe del Fosdeh, reflejó que del total de la población hondureña que la componen 8.8 millones de habitantes, el 68.8 por ciento viven en condición de pobreza y de este porcentaje el 44 % está en las estadísticas de pobreza extrema.
Ante esa realidad Honduras cuenta con 379,203 nuevas personas que viven en condición de pobreza, esto reflejó un aumento considerable a comparación del cierre del año 2016, que se tenía 65.7 por ciento.

Son 365 oportunidades que sólo usted puede aprovechar si tiene clara sus metas y desea ser feliz, ser amigo del éxito; depende de usted y de nadie más.
Asdrúbal Henríquez
Psicólogo

OPINIONES
Ismael Zepeda
Economista
• “Debemos pensar en restructurar el país, no olvidar que somos un país donde cada día hay más pobres, pero es tiempo de actuar y organizar, que los principales metas para este año es la restructuración de políticas públicas.
Karla Aguilar
Socióloga
• “Los jóvenes son los indicados para salir de la pobreza, es a ellos que se les debe brindar más oportunidades, escuchar su propuestas, sus inquietudes y ese debe ser uno de las propósitos de año nuevo, darles trabajo, educación.
Nery Ordoñez
Criminólogo
• “Hay que tratar de unirnos todos y salir del atolladero en que estamos, es responsabilidad de todos salir de la pobreza y es uno de los principales compromisos de todos no sólo del estado, ya que estamos estancados como país”.

RETOS DEL 2018
Honduras cierra con 6, 079,082 personas que viven en condición de pobreza siendo este uno de los principales retos para el año 2018. Al igual más del 60 por ciento de la población económicamente activa está desempleada.

245 Millones de lempiras se prevé es el presupuesto de la Republica para el año 2018, fondos que espera la población sean para lograr parte de las metas planteadas.

LA DUDA
Dejar en paz la pobreza”
David Ilovares
Psicólogo
Luego de la histeria colectiva que hemos vivido después del proceso electoral, nos cae como agua fría los datos que un 68% de la población hondureña vive en una condición de pobreza. Desde la psicología podemos mencionar que se derivan diferentes factores de los cuales son determinantes en la formación de actitudes- aptitudes y formas del comportamiento de la persona, crea “pocos deseos de planear un futuro”.
Como individuos debemos de ver nuestro nivel de vida por nuestras capacidades y no por nuestros bienes y dejar en “paz” la pobreza. Debemos de construir vínculos con nuestras habilidades y sobretodo con la economía y hacer que este engranaje funcione de manera lenta pero seguro. No debemos descartar que los gobiernos y/o instituciones deben de jugar un papel fundamental en este proceso.
Contando con estos impulsos tendremos resultados que van orientados al positivismo, mejor autoestima, bajando los niveles de tensión y depresión y creando un rendimiento en las metas propuestas por los individuos en este estatus.
Como sociedad ocupamos ciudadanos responsables, que nos propongamos metas concretas pero alcanzables. Este inicio de año es propicio para verlo como una nueva oportunidad de hacer algo diferente; si lo que intentamos ayer no dio el resultado esperado, cambiemos la formula e intentemos algo nuevo, siendo creativos, tenemos que renovarnos en mente y corazón, hay que mantenerse sanos emocionalmente a pesar de las circunstancias, ojala que los hondureños utilicemos nuestra inteligencia emocional que es esa capacidad que posee una persona para escoger las mejores opciones en la búsqueda de la solución.