Tema de la Semana

La pobreza no es obstáculo para vivir la Navidad

La pobreza no es obstáculo para vivir la Navidad
No reciben regalos ni siquiera saben si van a comer, aún así oran y dan gracias por estar vivos
Redacción Suyapa Medios | http://www.suyapamedios.com

Para muchos es una fiesta de abrazos y regalos, para otros una celebración en familia, otros lo ven como una oportunidad de negocios, para otros un exceso de consumo y para muchos, una fiesta de fe. Y para los pobres, ¿Qué es la Navidad?

Realidad “Cristo nace cada día en la cara del obrero cansado, en el rostro de los niños que ríen jugando, en cada anciano que tenemos al lado”. Este canto del ministerio católico Brotes de Olivo recuerda que esta fiesta es un acontecimiento que debe vivirse a diario y en las periferias de esta ciudad, donde impera la pobreza y desigualdad social también llega la Navidad.
Para ellos es motivo de alegría, aunque reconocen que pasan la fecha como un día normal, no reciben regalos, ni siquiera saben si van a comer, aun así oran y dan gracias por estar vivos llenos de esperanza de que algún día su situación ha de cambiar, porque el mensaje más profundo de Jesús está orientado en favor de los pobres, los débiles y todos aquellos que sufren.

“Tenemos que trabajar“ Ana Ramírez y su familia tienen 15 años de dedicarse a la recolección de basura en el Crematorio Municipal de la capital. Para ellos celebrar estas fechas significan “estar alegres porque llegan personas a regalarnos tamales, arroz, frijoles y arroz chino”. Ellos residen en la colonia Nuevo Tiempo, donde la mayoría de pobladores son los “pepenadores” de este basurero municipal. Para ellos no existen vacaciones en esta temporada; “trabajamos el 24 (este domingo), nos acostamos temprano, como a las nueve de la noche después de cenar y platicar un rato con la familia, porque al día siguiente (25 de diciembre) tenemos que trabajar, no hay día que no trabajemos”.

“Compramos la comida” Doña Ana comenta que “el día 25 venimos porque nos esperan para que recolectemos plástico, reciclamos plástico de bolsa, hacemos cincuenta lempiras a diario imagínese que nos compran a cincuenta centavos la libra, con eso compramos la comida, que para nosotros los pobres no es más que el arroz y los frijoles y a veces el maíz o huevos y el poquito de manteca, este día hacemos cien lempiras con mi marido”.

“Después no vuelven” Ella nos comenta que la situación económica es precaria, “hay días que nos va mal ganamos poco y hay días que se incrementa un poco” pero eso no impide que vivan la Navidad en familia, pues “el 24 nos reunimos en familia y con otros que trabajan aquí también, aquí todos nos respetamos nos cuidamos unos a otros, dejamos a parte mucha de la recolección y nadie nos toca nada”. De igual manera comentó que “Las personas que nos visitan para darnos alguna ayuda sólo es para esta temporada de Navidad, después no vuelven”.

Otras realidades Otro de los lugares donde también nace Jesús es la cárcel. Fray Agustín Lara, encargado de la Pastoral Penitenciaria dijo que “nosotros seguimos llevando la Palabra de Dios y sobre todo en este tiempo tan importante para los privados de libertad, que están viviendo este momento difícil, por la lejanía de su familiares”. Una vez que ya ha entrado en acción el nuevo reglamento del Instituto Nacional penitenciario, afirma el religioso que “muchos privados de libertad pasarán una Navidad sin las posibilidades de recibir a sus familiares y entonces, para nosotros se vuelve una tarea imperiosa de estar allí con ellos acompañándolos, llevándoles ese mensaje de esperanza”. “Nos toca acompañarlos este domingo 24 de de diciembre, llevarles la Palabra de Dios y vivir con ellos este nacimiento de Jesús, que nace en sus corazones, El fin de año también estaremos acompañándolos, quizás en un momento, para fortalecer en ellos está esperanza. Estas fechas mueven mucho sus corazones y vemos mucha sinceridad en sus comentarios, eso nos anima para continuar esta misión con ellos. El hecho de que los privados de libertad pidan confesarse, a nosotros nos llama mucho la atención, por su deseo de conversión total, ellos nos han pedido que nosotros vayamos a confesarlos” dijo.

”En medio del trajín” La Navidad también se palpita en los mercados y es el caso de Teresa Matamoros, originaria de Tatumbla, tiene su puesto en la feria del agricultor del Estadio Nacional manifestó “como vendedora p aso la Navidad muy ajetreada, pero gracias a Dios que tengo trabajo, en mi casa hacemos las posadas con mis ocho hermanos, y nos reunimos alrededor de nuestra madre, con la celebración de la palabra, que incluye una cena para compartir, sobre todo con los niños”. Otro testimonio es el de Cirila Núñez conocida como “Doña Chila”, quien desde su puesto de nacatamales expresa:” La Navidad la paso con mi familia con quienes horneo una pierna de cerdo y un pollo, pero lo más valioso es compartir con los seres queridos”. Doña Chila impregna alegría en los clientes que acuden a su lugar de venta y también en su familia.

1 Valores
Son útiles y necesarios durante todos los días, pero no siempre se llevan a cabo y se olvidan elementos esenciales para convivir como personas en amor y armonía. Por tanto, la Navidad es un buen momento para potenciar los valores, ya que la familia tiende a unirse, intercambiar regalos y expresar sentimientos con los compañeros, amigos, vecinos y familiares.

2 Amistad
En Navidad todos se vuelven más sensibles y se acuerdan más de sus amistades y de las personas que conocen. Todos felicitan en estas fechas a sus conocidos y tienen buenas palabras hacia ellos. Si estos gestos se llevasen más a menudo a lo largo del año estarían potenciando las relaciones y los buenos sentimientos. Es importante en estas fechas acordarse y preocuparse de las personas de nuestro entorno.

3 Generosidad
La época de Navidad es propicia para hacer regalos a los demás y de tener detalles con las personas que les importan, No sólo debe basarse en regalos materiales. Los niños tiene que aprender a decir gracias, ser amables y a tener buenas palabras con las demás personas, con estas palabras nos estaremos acercando al coraos demás y fomentando buenas relaciones. Es importante que se pueda compartir con aquellos que no tienen como devolver esta ayuda.

4 Unión Familiar
Los padres deben aprovechar los días navideños para pasar más tiempo con sus hijos y realizar actividades, como por ejemplo adornar la casa o preparar platos en familia. Es importante que todos los miembros de la familia participen adornando la casa, escogiendo el menú para las fiestas, cantando villancicos y rezando.

5 Solidaridad
Este es un buen momento para hablar con los hijos de la pobreza y de las necesidades de muchos otros, lo grande que es el mundo y lo pequeño que somos nosotros. Se enseña el compromiso social que deben tener.

OPINIONES
Juana Cárcamo
Barrendera
• “La Navidad es un día muy especial porque es el nacimiento de Jesús, aunque pasamos una situación económica muy difícil y a veces no tenemos que comer, hacemos una oración para dar gracias por la salud de toda la familia, nos acostamos temprano para ahorrar energía eléctrica”.

Cirila Núñez
Vendedora
• “Cuando llega la Navidad preparo más de mil tamales y después de que se venden me olvido de todo para celebrar con la familia en Sabanagrande. Jesús también nace en los mercados y en el corazón de quienes se esfuerzan por llevar cada día, el sustento a sus hogares”.

Agustín Lara
Sacerdote
• “No pierdan la esperanza en estas situaciones, vamos a pedirle mucho a Dios que en este tiempo de Navidad en que quizás no vayamos a estar junto a nuestro familiar, nuestro padre, hermano, esposo, vivan confiados en el Señor para que no venga la desesperanza al corazón”.

Regulación en las cárceles
Ante la emisión de un nuevo reglamento en los centros penales del país, varias personas no podrán compartir con sus privados de libertad en esta temporada navideña. Por la complejidad de requisitos que solicita el Instituto Nacional Penitenciario, muchos no han podido obtener el carnet para la visita. Entre los requisitos para ingresar a las cárceles se necesita una constancia de antecedentes penales y judiciales vigente.

“Que la Santa Navidad no sea nunca una fiesta del consumismo comercial, de la apariencia, de los regalos inútiles, o del desperdicio superfluo”
Francisco
Papa

La opinión
“Los pobres de Yahvé”
Ovidio Rodríguez
Sacerdote
Jesús se rodeó de pobres, los Anawin, los pobres de Yahvé, aquellos que nos dice las escrituras, “Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de Dios”. Estos pobres que como dice el diccionario arameo “pobre es aquel que no tiene a nadie, únicamente a Dios que lo puede salvar. Ignacio Larrañaga, un autor reconocido que ya murió, franciscano español, decía que pobre es aquel que deja todo en las manos de Dios como si todo dependiera de Él, pero que sabe poner de sí mismo como si dependiera de el mismo, conjugando el adagio “ayúdate que yo te ayudaré” esos son los que encontramos en las comunidades donde celebran en la fe la Navidad. Hay solidaridad entre ellos, sentido profundo de lo que viene y aunque no estrenen, comen, comparten algo y ese compartir lo vemos implementados en esta zona rural. A veces cuando se comparte, se corre el riesgo de vivir una cultura de mendicidad, corremos ese riesgo, del asistencialismo, el pobre es protagonista. Jesús se rodeó de pobres, María y José, los pastores, los únicos personajes que la tradición llama los Reyes Magos, pero él se rodeó de gente pobre los pobres de espíritu, aquellos que saben confiar en Dios y en sí mismos.
Pero no lo hace referente a María y a José. Ellos celebran con sus tradiciones, las comidas típicas de la época de repente van tomando cosas que hemos recibido de Norteamérica, ellos captan desde su pobreza que quién nace es Cristo y debe nacer en sus corazones. En el pasado remoto decirle a un pobre Navidad era torrejas, nacatamal y rompopo. Ahora ya no, les han hablado del Jesús que nace, que viene.