Actualidad Secciones

Catrachos hermanos unidos por un solo país en democracia

Honduras ha sido un país que se ha caracterizado por fomentar la paz
Catrachos hermanos unidos por un solo país en democracia
Delia Arita
http://www.suyapamedios.com
Honduras ha pasado por un duro proceso electoral que ha mantenido a la población dividida y enfrentada de una manera parecida o más fuerte que durante la crisis de 2009.
Diversos sectores tanto nacionales como internacionales demandan acciones prontas que devuelvan la tranquilidad y la armonía al pueblo hondureño, ya que como bien lo señala en unas de sus partes el comunicado de la Conferencia Episcopal de Honduras, con la suspicacia solo se logra detonar los sentimiento de inseguridad y división en los hondureños, por lo que hacen un llamado a los actores involucrados a que prevalezca la paz.
El sociólogo Armando Orellana asegura que Honduras se ha caracterizado por ser un país de paz, y que la actitud de sus habitantes siempre ha sido de poder ser solidarios. “No podemos dejar vencernos por intereses de grupos en el poder o que buscan el poder, debemos unirnos más para poder desarrollar a Honduras que tanto lo necesita” acotó Orellana.
La cúpula empresarial también demanda el respeto a la democracia y respalda el comunicado de la Conferencia Episcopal de Honduras, esto para promover la paz y se pueda mantener la tranquilidad en el pueblo hondureño. Según Rafael Medina director Ejecutivo dela Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa los ánimos deben de mantener en calma, para evitar una polarización de la comunidad hondureña.
El analistas Héctor Figueroa es del criterio que es acertada la postura de la Iglesia Católica y hace un llamado a la reflexión de todos los hondureños, a los políticos sobre todo que depongan sus ambiciones y busquen el bien social. “Honduras es de todos y todos debemos luchar por unirnos, no podemos dejar que nos dividan, ya que al final los mismos políticos llegan a acuerdos y negociaciones en su propio beneficio” apuntó Figueroa.
El padre Juan Ángel López, cura párroco de la Santo Domingo Savio manifestó que “lo primero a lo que estamos llamados es a orar, porque sin la oración nada tiene sentido, y en segundo lugar a trabajar como constructores de la paz” además también expresó que “eso significa no caer en la maledicencia, en propagar rumores o en comenzarlos”. El presbítero también nos invitó a recordar siempre que todos somos hermanos aunque pensemos distinto y que “Honduras es más grande que nuestras mezquindades y egoísmos”.
Por último nos hizo un llamado a “aprender del pasado… sí los políticos no quieren aprender nosotros sí. Cuando en el pasado se han desbocado las pasiones nos hemos herido y distanciado. No podemos permitir eso porque es negar el evangelio que profesamos en el que Dios quiere que seamos uno”
Finalmente nuestra Santa Madre Iglesia en Honduras, pide a todos los hondureños unirse en una oración intensa por Honduras para que no nos veamos como enemigos y que prevalezca el sentido de corresponsabilidad y solidaridad.

“Cuando en el pasado se han desbocado las pasiones nos hemos herido y distanciado. No podemos permitir eso porque es negar el Evangelio que profesamos
Héctor Martínez
Presidente Cruz Roja

2009 fue un año que marco mucho el divisionismo en Honduras, pero el llamado es a la reconciliación para todos y no olvidar que al final el desarrollo del país es lo que debe unirnos.

LLAMADO DIRECTO
El llamado que se ha hecho por parte de la Conferencia Episcopal es tajante y directo, se debe de respetar los resultados y apoyar al presidente electo y su equipo. Por otro lado aseguran que se deben de retomar las reformas a la ley electoral que tanto hacen falta y que se han pedido por años pero que no se han cumplido.
Además insta a los líderes de los partidos políticos a pensar en Honduras por encima de sus intereses personales o de su grupo, de igual manera a la población en general le suplica mantener la calma, e invita a todos a unirnos en oración intensa por la patria.

DEMOCRACIA
Conferencia Episcopal de Honduras
Honduras paso por décadas de violencia e incertidumbre por varios gobiernos militares y golpes de Estado. En 1982 se logró retomar un sistema democrático con las primeras elecciones generales después de la Asamblea Nacional Constituyente en 1981. Hasta el momento este es el sistema que se ha mantenido y ha sido el más claro para poder mantener el orden.