Diócesis Santa Rosa de Copán

Alejandro y Filomena: Un sí para la eternidad

Alejandro y Filomena: Un sí para la eternidad
Su familia está conformada por 11 hijos, siete de ellos vivos, cerca de 30 nietos y 10 bisnietos.
Manuel Alfaro
http://www.suyapamedios.com
En una ceremonia muy particular en el municipio de San Juan de Opoa, aldea la montañita y con la presencia del canciller de la Diócesis de Santa Rosa de Copán, Elías Calderón se llevó a cabo el matrimonio entre Alejandro Suata y Filomena de Suata.

Unión Alejandro tiene 86 años y Filomena 85 años. Después de vivir en unión libre por 70 años, recibieron la bendición de Dios mediante el Sacramento del Matrimonio. Según el Padre Elías, la novia solicitó a su ahora esposo en el lecho de muerte cumplirle este deseo de morir en paz con Dios y consigo misma, tras vivir en unión libre desde los 15 años de edad.

Petición “Alejandro…..hijos, no quiero morir en pecado” fueron las palabras de Filomena a su familia, que a pesar de no estar muy bien de salud, el sacramento pareciera que le inyectó un poco más de vida dijo el presbítero.
La ceremonia estuvo enmarcada en la sencillez, fue en su casa de habitación, con la presencia de sus hijos y nietos.
Cuentan los novios que en sus tiempos no pudieron casarse por falta de dinero para la boda, “hoy siguen con dificultades económicas igual que en aquel tiempo, pero es importante recibir esta bendición por el compromiso con Dios, el único que conoce el corazón de estas personas”.

Proceso Según el Padre Calderón, este proceso comenzó “a través de los hermanos de la comunidad católica de la montañita. Ellos me hicieron llegar la solicitud que esta pareja quería casarse. Les pedí que verificarán los documentos de los sacramentos que habían recibido. Hablé con Monseñor Darwin, porque además de la edad, estaban adoleciendo de enfermedades. Le pedimos al alcalde de San Juan Mario Urquía que facilitará la parte civil del matrimonio”.

“El matrimonio es algo sagrado a lo que todos los jóvenes deberían aspirar; cásense, busquen una buena cipota”
Filomena de Suata
Esposa