“No amemos de palabra sino con obras”

“No amemos de palabra sino con obras” Por su importancia, reproducimos íntegramente la carta que monseñor Rino Fisichella envío a todos los obispos y arzobispos con motivo de la Jornada Mundial de los Pobres que instituyó el Papa Francisco.

He aquí el documento:

Como es bien sabido, el Santo Padre Francisco, a la conclusión del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, instituía la Jornada Mundial de los Pobres con el objetivo de concienciar a los creyentes y educarlos para escuchar el clamor de los pobres y de quienes sufren. El lema escogido para este año nos apremia: “No amemos de palabra sino con obras”.
La voz de los pobres interpela a todos los bautizados, a las numerosas instituciones caritativas cristianas y a la misma sociedad civil para poner en marcha todos los esfuerzos, de modo que no solo se asegure un sustento fraterno a los necesitados, sino que también se revalorice, a nivel humano y espiritual, la dignidad de la persona del pobre.
El Santo Padre ha encargado a este pontificio Consejo que organice esta Jornada Mundial y promueva su celebración en toda la la Iglesia. Por lo tanto, me complace en comunicar a la Conferencia Episcopal, que ´preside su Eminencia /Excelencia, algunas líneas para la celebración de la misma.
En la página web del Dicasterio (www.pepne.va) podrá descargar el texto del Mensaje del Santo Padre para la /Jornada Mundial de los Pobres, el logotipo creado para la ocasión, con las indicaciones útiles para su uso, juntamente con un Subsidio Pastoral y otras propuestas con el fin de favorecer la provechosa celebración de esta Jornada.
Le estaría muy agradecido si su Eminencia / excelencia, como presidente de la Conferencia Episcopal, tuviera bien hacerles llegar estas comunicaciones a todos los hermanos en el episcopado, para invitar a todos los sacerdotes, religiosos y fieles laicos /Jornada Mundial de los Pobres.
El XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario caerá este año el 19 de noviembre. En Roma está previsto tener un doble momento con la presencia del Santo Padre: el domingo el Papa presidirá la Santa Misa con los pobres en la Basílica de San Pedro y seguidamente, después del rezo del Ángelus, el almuerzo compartido en las salas de las Audiencias.
Con el fin de prestar una especial atención a las tantas realidades involucradas en el servicio a los pobres, el sábado 18 de noviembre todo este rico mundo del voluntariado está convocado a una Vigilia de Oración, junto a la tumba del Diácono san Lorenzo, en la Basílica de San Lorenzo Extramuros. Él fue quien el emperador Valeriano mostró a los pobres como el tesoro de la Iglesia.
El tiempo que queda para preparar esta Jornada es limitado, sin embargo, aún es posible promover algunas iniciativas similares tanto el nivel diocesano como a nivel parroquial. Cabe esperar que, en las comunidades, la semana anterior al domingo 19 de noviembre, se disponga un tiempo de preparación adecuado para ofrecer formación e información sobre la iniciativa y su temática, exhortando a los fieles a no limitarse a realizar una mera obra de beneficencia, sino solicitándoles a encontrarse con estos hermanos y hermanas pobres, de modo que puedan experimentar como ellos mismos nos puedan evangelizar.
El Santo Padre conoce bien la múltiple realidad de la Iglesia, al igual que múltiples lugares en el mundo donde la misma comunidad eclesial está formada por personas con problemas económicos. Existe una marcada diferencia entre los grandes núcleos urbanos y los rurales, Así pues, solo con la implicación de toda la comunidad y una gran creatividad pastoral, se podrá vivir adecuadamente esta Jornada acogiendo a Cristo pobre, según las circunstancias y la cultura de cada lugar.
Agradeciéndole antemano su amable colaboración, aprovechando la oportunidad para saludarlo con afecto.

+ Rino Fisichella

“La persona humana, colocada por Dios en la cumbre de la creación, es a menudo descartada, porque se prefieren las cosas que pasan”
Rino Fisichella
Obispo

A %d blogueros les gusta esto: