La incoherencia, una máscara ante los malos actos de un cristiano

La incoherencia, una máscara ante los malos actos de un cristiano El llamado de cada persona bautizada es tener coherencia entre lo que se cree y lo que se vive. Oscar Josué Cerrato www.suyapamedios.com Según el Papa Francisco, “un cristiano coherente es aquél que sostiene con sus obras lo que cree y afirma de palabra.

No hay diferencia entre lo uno y lo otro. Se descubre en él o en ella una estrecha unidad entre la fe que profesa con sus labios, la fe acogida en su mente y corazón, y su conducta en la vida cotidiana: su fe pasa a la acción, se muestra y evidencia por sus actos”.

Ser transparentes La vida matrimonial debe estar en plena sincronía entre lo que se dice y hace afirma Óscar Zambrano, quien con 26 años de matrimonio ha comprobado que ‘’la coherencia está marcada por un antes y un después, se muestra en los detalles más pequeños’’. Ser católico implica, radicalmente, el seguimiento de Cristo y este, involucra una moral alta, junto a la oración y los sacramentos que proporcionan la gracia para vivir ese don, que es también una tarea. La incoherencia en la vida de fe se podrá convertir en alarmismo para quienes no creen, además de convertirse en un aliciente para que los que ven el anti testimonio de un agente o líder, abandonen sus creencias; por este medio se obtienen buena cantidad de críticas injustas a la Iglesia, que ciertamente es pecadora pero también santa, porque su fundador es santo. Según el padre Carlos Rubio la coherencia es ‘’vivir apegados a su santa ley. Si somos cristianos coherentes estamos llamados a amar en la caridad, ser solidarios. La coherencia es que lo que creemos con los labios, lo confesamos con la vida’’.

Un acto heroico La identidad del cristiano será siempre reflejar en actos lo que profesa, sin importar las situaciones contrarias. Según definiciones del diccionario, la coherencia es: “la conexión que se da entre cosas diferentes y en la que no hay ninguna contradicción. Partiendo de este punto, Sor Arely Bonilla afirma que ser coherentes ‘’parte del deseo de una vida recta, de la búsqueda de la unidad de vida fundada en Cristo que si es posible vivir en la radicalidad, a pesar de la comodidad en la que se pueda caer’’.

“No es fácil la coherencia en la vida, entre la fe y el testimonio; debemos ir hacia adelante y tener en nuestra vida esta coherencia cotidiana’’.
Francisco
Sumo Pontífice

Claves
1Oración
Los momentos a solas con Dios, el rezo del rosario y la meditación bíblica, ahuyentarán los pensamientos de ocio en los que se pueda traicionar el testimonio cristiano.

2Sacramentos
La vida sacramental va de la mano con el testimonio de fe. La coherencia se logra en gran medida por la frecuencia de comunión eucarística y de la reconciliación penitencial.

3Dignidad
Cada cristiano debe dignificarse, entendiendo que es valioso para Dios. Debe dar un valor primordial a los que le rodean y así se vivir en rectitud personal y comunitaria.

4Pasado
Vicios y costumbres del pasado afectan el desarrollo presente, personal como en relación a los demás. Se debe encontrar una forma de contrarrestar estas actitudes negativas.

Opiniones

Carlos Rubio
Sacerdote (40 años)
• ‘’No puede haber divorcio entre nuestra fe y la vida. Se necesitan cristianos coherentes, que los demás noten porque somos consecuentes porque las acciones dicen lo que yo creo. Con la coherencia cristiana evangelizamos e interpelamos a otros’’.

Karen Funes
Cursillos de Cristiandad (26 años)
• “ Cuando te encuentras realmente con Dios y experimentas la alegría del Evangelio, no es difícil tener una vida coherente. En el noviazgo es similar siempre y cuando la otra persona esté enamorada de Dios y anhelan vivir una vida en gracia’’.

Arely Bonilla
Religiosa (43 años)
• “En esta sociedad donde nos envuelve la comodidad y conformismo, estamos llamados a ser diferencia. Lo podemos lograr si estamos agarrados de Cristo y poner en práctica sus enseñanzas, siendo testigos y profetas de la buena noticia de Jesucristo’’.

Oscar Zambrano
Grupo Camino (42 años)
• “‘Una persona coherente debe tener virtudes que los distingan y que alimentan su alma para el testimonio que se desea dar; las acciones de un cristiano tienen consecuencias que pueden contribuir o no al reino de Dios en la tierra’’.

A %d blogueros les gusta esto: