Conmemoran a San Antonio María Claret

Conmemoran a San Antonio María Claret En el Seminario Mayor “Nuestra Señora de Suyapa” se realizó una Eucaristía en honor del fundador de los claretianos. Manuel Cerrato www.suyapamedios.com Para agradecer los 50 años de misión en Honduras, monseñor Juan José Pineda, Obispo Auxiliar de Tegucigalpa y autodenominado como el primer misionero claretiano de origen hondureño, celebró una Eucaristía por la memoria de San Antonio María Claret.

Le acompañaron los presbíteros Gustavo Londoño Rector del seminario, y los formadores Ricardo Flores y Enrique Ramírez.

Mensaje En la homilía, Monseñor Pineda destacó datos sobre la vida del padre Claret, fundador de la Congregación Religiosa Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, llamados Misioneros Claretianos, a la cual pertenecen los obispos Monseñor Ángel Garachana, Juan José Pineda y el obispo Emérito Rómulo Emiliani.

Datos relevantes. Uno de los datos que destacó sobre el santo es que fue un misionero que quería estar presente en todas partes, incluso queriendo venir a Honduras, uso la expresión de la balanza de tres platos, al proponer la Palabra de Dios, un corazón misionero, y el corazón de María.
Fue obispo de la provincia de Santiago de Cuba, junto a 9 sacerdotes que lo acompañaron a la misión, pero en 1857 la Reina Isabel II lo mando llamar para utilizarlo como su confesor, tuvo que obedecer porque fue un mandato pontificio.
A los 9 sacerdotes que acompañaron a Claret, les concedió tres libertades, regresar con él a la Península, la de quedarse o de ir a donde ellos quisieran, dos vinieron a Centro América uno de ellos fue el padre Manuel Subirana que inició su misión en Guatemala y luego en Honduras.

Valioso tesoro. En el Museo de la Arquidiócesis de la catedral de Tegucigalpa está allí el documento con la firma y el sello original de San Antonio María Claret dándole cartas llamadas Comendaticias a Manuel Subirana para que realizara su misión en Honduras.
Una de las cosas hermosas he interesantes continuó Monseñor Pineda, es que se pueden encontrar en el museo de la ciudad de Yoro es que los Jesuitas tienen cuatro libros que tienen en la primera página el nombre de Antonio María Claret y en la portada escrita con otro color de tinta el nombre del padre Manuel Subirana.

Donación. En el momento del ofertorio se presentaron cuatro casullas, con los colores blancos verde, roja y morada que fueron recibidas por el padre Gustavo Londoño que servirán en las celebraciones litúrgicas que se realizan en el seminario.
En el momento de la consagración Monseñor Pineda se quitó el anillo manifestando que el Santo decía que no había joya tan grande como tener la presencia de Jesús en sus manos. Al concluir la celebración agradeció a todos por haber escuchado sobre las enseñanzas que dejo Antonio María Claret de evangelizar con verdadera humildad.

“A Claret hay que agradecerle que nos envió un santo misionero y también que hace cincuenta años sus hijos misioneros están presentes aquí en Honduras”.
Juan José Pineda
Obispo Auxiliar

A %d blogueros les gusta esto: