Comer por estrés causa desórdenes alimenticios

Comer por estrés causa desórdenes alimenticios Pablo de Tarso | pdetarso@fides.hn Las personas que padecen de estrés tienen a menudo preferencias por alimentos con alto contenido en grasa y azúcar.

La falta de conocimiento en relación a las necesidades nutricionales y el comer bajo estrés o ansiedad son detonantes que provocan desordenes en los estilos de alimentación. Las personas con sobrepeso están más propensas a ganar más libras ante una situación de estrés.
De acuerdo a la doctora en nutrición clínica, Lenir Coltro, las personas que comen grandes cantidades de alimentos por estrés compensan frustraciones, como por ejemplo, ¨la pérdida de un ser querido o la pérdida de una herencia¨.
¨Cuando la gente ingiere alimentos bajo estrés suele comer bastante rápido, entonces come cantidades grandes sin darse cuenta¨, afirma la especialista, que además advierte que la excesiva ingestión de calorías es un paso previo a la obesidad o enfermedades como la hipertensión (presión alta), o diabetes. Una alimentación inadecuada puede agravar la ansiedad, ese estado emocional en el que la persona tiene sentimientos de angustia, desesperanza y de vacío interno.El estrés provoca un aumento en las necesidades que requiere el cuerpo, como nutrientes, vitaminas y minerales.

Cambio de régimen alimenticio Abraham Gálvez, periodista, comenta que él comía desaforadamente cinco veces al día. Lo hacía por el estrés de su frenético trabajo hasta que un día tuvo inconvenientes en su salud que le obligaron a cambiar sus hábitos alimenticios.
¨Tengo 32 años y padecí de sobrepeso, llegando incluso a la obesidad. En algún momento llegué a pesar 270 libras. Pero el excesivo peso me ocasionaba frecuentes esguinces en mi tobillo derecho y problemas de respiración¨. ¨Reconozco que me dediqué a comer en exceso debido a la ansiedad que padecía; era mi única fuente de escape sumado al estrés de la vida laboral¨. Actualmente Gálvez pesa 165 libras

Visión psicológica Para la psicóloga Yessy González, docente de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), las principales causas para comer por estrés son es el trastorno de ansiedad y la presión social. Comer compulsivamente forma parte de una serie de estos automatismos defensivos que lanza el inconsciente para protegernos.
¨Comer por estrés o ansiedad ocasiona un trastorno de alimentación como la anorexia o la bulimia, porque la alimentación complementa un vacío existencial para poder sentir satisfacción¨, dijo la especialista.
Es necesario que el paciente que sufre este trastorno alimenticio ingrese a un proceso psicológico para determinar las causas del estrés y luego establecer una terapia de técnicas de relajación para canalizar esas emociones.

¨La falta de educación nutricional afecta la salud de las personas, no sabemos cómo comer, debemos ser sometidos a una evacuación de un nutricionista¨.
Lenir Coltro
Doctora especialista en Nutrición

Claves

1 Masticar
Es necesario comer despacio, y masticar bien los alimentos para tener la sensación de haber comido más, y buscar comer alimentos que sean crujientes o duros, como por ejemplo, zanahoria, trozos de apio, manzanas verdes y mangos verdes, porque en el acto de masticar la persona se releja y suele comer menos alimentos.

2 Vegetales
Antes del almuerzo o cena, es necesario empezar comiendo los vegetales, porque por su contenido en fibras aumenta el poder de saciedad y por ende las personas comerán menos de los otros elementos que engordan.

3 Ejercicio
Para evitar el estrés, las actividades físicas son necesarias porque aumentan sustancias tranquilizantes que ayudan a que la ingesta calórica sea menor. Hay que llevar una dieta balanceada y comer siempre a la misma hora. Es preciso aprender técnicas de relajación física y mental.

A %d blogueros les gusta esto: