“Más prevención que represión”

“Más prevención que represión” Palabras de monseñor Guido Charbonneau sobre cierre de centros penales Delia Arita www.suyapamedios.com Honduras está viviendo una nueva etapa en el tema de control de centros penitenciarios; incluso algunos están siendo cerrados como la cárcel de San Pedro Sula, que tenía una sobrepoblación de más de 3 mil privados de libertad cuando estaba diseñada solamente para 800.

Esto para el vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Honduras Monseñor Guido Charbonneau es algo que no da una clara solución a los temas de seguridad en Honduras. “El cierre de centros penales en las principales ciudades del país, pasa más por un tema que debe de ser más propositivo que represivo”, aseguró el también obispo de Choluteca. Y agregó que “de nada sirve clausurar prisiones, si estas solo se trasladan de un lugar a otro, se debe de buscar erradicar el problema de raíz”.
Finalmente, el obispo de Choluteca, manifestó que “no basta solo que se apliquen medidas coercitivas para bajar los índices violentos en el país, se requiere de un verdadero programa de prevención y reinserción social para los miles de internos que engrosan las celdas hondureñas”.

Estrategias Para el Sub director del Instituto Nacional Penitenciario German Mc Neal, estas acciones ayudan a descongestionar el hacinamiento que existe en algunas cárceles del país, y para separar a los reos catalogados de alta peligrosidad. “La política que se está impulsando en materia penitenciaria, ha permitido que los indicies del crimen baje sobre todo en la zona norte, y el cierre del penal de San Pedro Sula vendrá a contribuir más con esto”, acotó Mc Neal.
De igual forma, el sub secretario de Seguridad Luis Suazo dijo que se está avanzando y desde enero de 2016 se hizo el traslado a la primera cárcel de seguridad, hasta septiembre de 2017, se reporta una reducción del 15% en los delitos. “A nivel nacional esperamos cerrar en al menos 42 homicidios por cada 100 mil habitantes, y sabemos que el cierre de la cárcel de San Pedro Sula tendrá un mayor impacto en estos números” finalizó Suazo.

Mayor respuesta Sin embargo, el ex juez de lo penal Rassel Tomé, ha catalogado esos traslados como un procedimiento normal, pero hace falta mayor respuesta sobre los crímenes cometidos por los privados de libertad. “No podemos negar que se está queriendo dar solución a una problemática hondureña que es la inseguridad, pero se debe dar un seguimiento más expedito para vencer la mora judicial para depurar de manera más efectiva las cárceles a nivel nacional” explicó Tomé.
Hasta la fecha Honduras cuenta con 26 cárceles incluyendo las últimas que se han abierto en Ilama Santa Bárbara, El Porvenir, Francisco Morazán y la de Morocelí en El Paraíso.

Entremezclados

Las Secretaría de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización, señala que, al menos 6,700 reos tienen una sentencia firme tras ser procesados en un juicio oral y público, lo que viene a hacer más critica la situación, porque están mezclados con los privados de libertad que aún continúan esperando una resolución de sus casos.

18 Mil privados de libertad, es la cifra que se maneja en la actualidad, para un sistema carcelario con capacidad de 8600.

“El futuro gobierno debe de trabajar en la educación para crimen entre los jóvenes y sigan llenando más las cárceles”
Guido Charbonneau
Vicepresidente CEH

A %d blogueros les gusta esto: