Familia

“Servir a los demás con mi trabajo es mi mayor satisfacción”

El Sub Comisionado Carlos Cordero, un socorrista de corazón
“Servir a los demás con mi trabajo es mi mayor satisfacción”
Su esfuerzo y entrega le permitió asumir la Comandancia General del Cuerpo de Bomberos siendo voluntario.
Originario de Tegucigalpa, feliz mente casado, padre de cuatro hijos y abuelo de nueve nie tos, su mayor deseo; servir a quienes lo necesitan, a pesar de sus múltiples ocupaciones siempre hace un espacio para dedicarle tiempo de calidad a su familia.

¿A los cuántos años comenzó su voluntariado en los bomberos? Tenía entre 14 y 16 cuando con el afán de servir más de lo que hacía con los Boy Scouts, surge la idea con algunos amigos de conformar el primer grupo de la Cruz Roja de la Juventud, este se inició con un servicio de ambulancias ahí estuvimos trabajando, hasta que en 1964 me retiré para apoyar como voluntario a los bomberos de la guardia permanente, por las ocupaciones de la universidad me retiré.
¿Cómo regresó a los bomberos? Fue en 1975 que me reincorporé, por iniciativa del general Salvador Laguardia que me motivó para que dedicará más tiempo a servir, ahí empezó el desarrollo como bombero voluntario y gracias a Dios logramos cubrir las expectativas principales de poder brindarle un servicio a la comunidad, organizar y restructurar escuadrones de rescate, de urgencia médica y las compañías de bomberos voluntarios.

¿Qué lo motiva para ayudar a las personas más vulnerables? El principal motivo es en agradecimiento a Dios y a la virgen por todas las bondades que han hecho en mí porque me ha tocado vivir situaciones difíciles, si yo he recibido ayuda de Dios y tengo la oportunidad de ayudarle a alguien lo hago y con la mejor voluntad.
¿Situación que vivió durante el huracán Mitch? Fue una situación muy dramática y trágica, estaba en Islas de la Bahía, Roatán, nos dijeron que permaneciéramos ahí porque el indicador era que la destrucción mayor iba a ser en esa zona, y que la población iba a necesitar protección, recién estábamos formando un cuerpo de bomberos en ese lugar.

¿En algunos de estos trabajos de rescate ha puesto su vida en peligro? Desde que inicié en los bomberos en 1964 hasta la fecha, tengo contabilizadas 18 acciones en la que estuve a punto de perder la vida y que el Señor me ha guardado.

¿Cómo es su relación con Dios en momentos como estos? Desde el amanecer hasta el anochecer mi primer pensamiento es darle gracias a Dios, posterior a eso me he puesto una misión de trasmitir el Evangelio a diario a través de las redes sociales a más de 600 personas.

¿Hubo algún milagro en que la virgen haya intercedido en su vida? En varios momentos he sentido la presencia de la virgen, en las situaciones difíciles donde prácticamente estaba listo para entregarme llegué a sentir la presencia del manto de la virgen e inmediatamente empecé a recuperar la respiración, y algo que toda la familia lo ha vivido fue la sanación de una de mis nietas.

¿Ha sido criticado como funcionario público por pasar mucho tiempo en las actividades de la Iglesia? Desgraciadamente hay personas que no les gusta ver ojos bonitos en cara ajena y otras que critican todo, esto no me ha detenido porque el trabajo que hago con la Iglesia y fuera de ella va dirigido a todos los hondureños.

Conozca a Carlos Cordero
Un hombre sencillo, humilde, comprometido y entregado hacia los más necesitados, a pesar de haberse graduado de Químico Farmacéutico, el ahora Sub Comisionado Carlos Cordero tomó la decisión de servir durante varios años como miembro del Benemérito Cuerpo de Bomberos y ahora lo hace desde COPECO.