Noticias

Docentes conmemoran su día entre la ética y el disimulo

Docentes conmemoran su día entre la ética y el disimulo Cada 17 de septiembre se conmemora el Día del Maestro en Honduras, los docentes este año aseguran que son “crudamente golpeados” por injusticias.


Por Dennis Salgado
http://www.suyapamedios.com
El día del maestro en Honduras se estableció el 17 de septiembre en honor al Presbítero José Trinidad Reyes, fundador de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Cada año los docentes del país son homenajeados por la importante labor que desarrollan para impulsar la nación.
El Papa Francisco ha destacado en sus mensajes, el significativo trabajo que desempeñan estos orientadores en el mundo “Ojalá los gobiernos tomen conciencia de la magnitud de su tarea”.
Situación del magisterio
En Honduras existen alrededor de 55 mil docentes oficialmente reconocidos por la Secretaría de Educación, una fuerte cantidad de este gremio hoy manifiesta su inconformidad, por la violencia que impera en nuestra región, y que claramente ellos son vulnerables ante este flagelo, ya que en muchas ocasiones han denunciado, amenazas por antisociales en los centros de enseñanza, al igual que la extorsión, obligándolos a quedarse callados por temor a perder su vida y no hacer una denuncia.
Otro reclamo que establecen los educadores, es el bajo salario que hoy reciben, según dirigentes magisteriales el pago para cada maestro ronda los 9 mil lempiras, dependiendo de la calificación académica, ya que una vez que llegan al grado de la licenciatura aumenta 3 mil 700 lempiras más, pero no es la totalidad del magisterio la que goza de este ajuste.
Este gremio también reclama la falta de material didáctico para lograr realizar la enseñanza de los alumnos, ya que exponen que este gasto sale de su bolsillo, al igual que el tiraje de calificaciones; la falta de mobiliario e inversión en la infraestructura afecta para impartir el pan del saber, según sostienen los educadores.
Es importante también recordar que las luchas gremiales que por muchos años sostuvieron los maestros en Honduras, fueron muy marcadas, a tal grado que en ocasiones se perdían semanas enteras si abrir las aulas de las instituciones de educación pública, creando una percepción de ingobernabilidad en ese sector, con enfrentamientos contra los entes de seguridad.
Hay quienes exponen que actualmente las luchas magisteriales se han politizado, y que los conflictos magisteriales son causados por gente interesada en generar problemas, muy similar a las estrategias que se usan actualmente en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Guerreros por vocación
“El Sol no se apaga durante la noche, se nos oculta por un tiempo por encontrarnos al otro lado, pero no deja de dar su luz y su calor. El docente es como el Sol. Muchos no ven su trabajo constante, porque sus miras están en otras cosas, pero no deja de irradiar luz y calor a los educandos, aunque únicamente sabrán apreciarlo aquellos que se dignen girarse hacia su influjo”, esto nos dice su Santidad Francisco refiriéndose al trabajo de los docentes. Es que a pesar de todas las dificultades, los profesores hondureños no se apartan de su vocación, ese don divino que hacen con empeño, en los kínderes, las escuelas, institutos y universidades de todo el país.
El verdadero educador es como un padre y una madre que transmite una vida capaz de formar un futuro; han habido docentes excepcionales que dedican sus años para educar al futuro de un país, un ejemplo es José Cecilio Baide, que representa lucha y sacrificio emprendida, “maestro de maestros”, destacado por su trayectoria al frente de la desaparecida Escuela Normal Mixta Pedro Nufio, por aproximadamente 20 años formando a las personas para que cumplieran con la función de educar a los niños en su nivel primario.
Pero actualmente a Baide lo ataca la nostalgia y los sentimientos son revelados por su voz cortada, su mirada expresa reacción de recuerdo y tristeza, cuando relata su sentir al ver que donde se desempeñó parte de su vida, hoy se encuentra muy solitaria sin “los remolachas” como popularmente se les decía a los jóvenes que estudiaban en la Normal Mixta y que le daban vida a sus pasillos y aulas de clases, donde se formaron miles de docentes que hoy son hombres y mujeres de bien para Honduras “No fue un error, fue un crimen haber cerrado las escuelas normales, mi posición era que se mantuvieran” indicó.
La escuela Normal Mixta Pedro Nufio graduaba entre 1200 y 1500 alumnos por año, “pero hay que entender que es un proceso de transformación del país, ya que se necesitan personas con mejor preparación y las universidades pueden hacerse cargo de eso, y hay que entender que es parte del proceso de la evolución, y si esta decisión se tomó lo único que queda es apoyarla y seguir adelante”, expuso Dennis Cáceres director de Evaluación de la Calidad Educativa, pero que también egreso de la Normal, refiriéndose al cierre de la institución y que ahora funciona como centro de capacitación docente.

Falta de incentivos Pero también los referentes del magisterio, exponen que en Honduras debería ser reconocido el esfuerzo que realizan los docentes del área rural, ya que lejos de las comodidades que se mantienen muchas veces en el área urbana, en el interior del país estos apasionados por su vocación caminan largas distancias o ya sea en bestias, para llegar a los lugares donde se imparten las clases, y el sueldo que ganan es muy poco para el trabajo que realizan, generando una falta de incentivo para lograr que más docentes hagan ese esfuerzo.

“Unidocencia y Empirismo” Los agremiados demandan la situación en la que actualmente en nuestro país aún se reportan centros que trabajan bajo la modalidad de “unidocencia”, afectando la calidad educativa, ya que un docente atiende hasta seis grados; también la necesidad de eliminar el empirismo, ya que se cuenta con un sector de maestros que se sacrifican con áreas que no son de su especialidad, como por ejemplo no hay docentes especializados en “mecánica automotriz”, al igual “metal mecánica” que son orientaciones que no se han definido en el sistema educativo. Pero entre tanto que destacar, cuestionar o lamentar, lo que sí es importante recordar y mantener presente es que contamos con maestros dedicados, a quienes agradecemos que exista el médico que nos cure, el Presbítero que nos evangelice y entre tanto hasta el periodista que redacta para que usted quede bien informado.

“Los conflictos magisteriales son por gente interesada en generar problemas, similar a lo que sucede en la UNAH”.
José Cecilio Baide
Ex director ENMPN

23 Mil centros educativos existen de manera oficial registrados en el sistema de Educación
55 Mil docentes a nivel nacional reportan las autoridades de la Secretaría de Educación.
9 Mil lempiras aproximadamente gana un docente dependiendo de la calificación académica.

1 Unos 5 mil maestros fueron evaluados Al menos cinco mil docentes en las áreas de Ciencias Naturales, Matemáticas, Sociales, Español y a directores de Educación Básica, fueron sometidos a una evaluación, según el director de Evaluación de la Calidad Educativa de la Secretaría de Educación, Dennis Cáceres, quien explicó que la oportunidad que tienen los docentes es para demostrar que dominan su área y posteriormente se estaría presentando los resultados y diciéndoles en que ha fallado para que de esa manera pueda capacitarse y mejorar sus resultados en relación a sus alumnos.

2 Autoridades solicitan aumento La Secretaria de Educación informó que se presentó una brecha para lograr una ampliación presupuestaria de cuatro mil millones de lempiras para poder hacer inversiones reales en infraestructura, en libros de textos y formación docente, esperando que esto sea cubierto tanto para el año 2017 como para el año 2018.

3 Docentes ven algunas mejoras A partir de septiembre de 2017, el gobierno anunció el aumento de mil lempiras que beneficia aproximadamente a 49 mil docentes que son los que tienen nombramiento a nivel nacional, mismo que fue aprobado durante 2016 por un monto de 1,800 lempiras dividido en 800 lempiras a partir de septiembre y 1,000 lempiras para este año.

4 Condiciones Precarias Organizaciones no gubernamentales en defensa de la niñez, han manifestado su preocupación por las condiciones en las que aseguran, que no son las más adecuadas para que los niños reciban clases y que tampoco son pedagógicas para los docentes, sobre todo en zonas rurales, donde permanecen aulas sin mobiliario y las condiciones no son las más salubres en los centros.

Aumento salarial a los maestros
En 2016 el gobierno otorgó un aumento salarial de 1,800 lempiras aplicado en 800 a partir de septiembre de ese año y 1,000 más en septiembre de 2017.

“Los maestros en todo el mundo son unos artesanos de la humanidad y constructores de la paz y encuentro”
Francisco
Papa

LA DUDA
Realidad del Magisterio
Daniel Esponda
COPRUMH
Nuestra profesión es una de las más humanas de todas, ya que todos los profesionales de todas las áreas pasan por nuestras manos. El magisterio es el amigo del pueblo y su fin último es engrandecer la patria. Lamentablemente nuestro salario no refleja ni el esfuerzo ni el sacrificio que hacemos los docentes día con día en los salones de clase; Por otro lado los instrumentos pedagógicos y didácticos no son suficientes en los centros educativos que en muchas ocasiones; con el gobierno hemos tenido problemas porque se ha hecho una reducción de los presupuestos de casi 89 mil millones de lempiras lo que ha generado que los centros no tengan financiamiento, entre muchos otros obstáculos. En muchas ocasiones los profesores pasan desmotivados, y encima de todo tenemos que lidiar con la violencia en los centros educativos. Nosotros queremos que se nos vea como aliados del gobierno, como los constructores de patria ya que solamente la educación impulsada por los y las docentes permitirá que salgamos adelante como sociedad. A pesar de todo, revalidamos el compromiso con el alumnado y estamos conscientes de la misión que tenemos.

A %d blogueros les gusta esto: