Noticias

Buscan vidas entre los caminos de la muerte

Buscan vidas entre los caminos de la muerte Cada año las madres de migrantes desaparecidos buscan una pista que los lleve a su cometido: ‘’el reencuentro familiar’’ Oscar Josué Cerrato www.suyapamedios.com Yesenia Gaitán es una hondureña que viajó hace 17 años hacia Estados Unidos. Ella decidió seguir el denominado “sueño americano”. Desde aquel momento, su familia no volvió a saber nada de ella.

Angustia, nerviosismo e incertidumbre, son algunos de los sentimientos encontrados que tiene doña Priscila Rodríguez, mamá de Yesenia. “El dolor que siento no se lo deseo ni a la peor persona, porque siempre estoy esperando su vuelta’’ comenta entre lágrimas esta abnegada madre que se aferra a la esperanza de algún día saber de su hija.
Como doña Priscila, hay muchísimas madres que atraviesan este vía crucis migratorio, que las hace tener “los pelos de punta”, con la mirada fija en el teléfono, esperando escuchar esa voz, que les avise sobre el paradero de sus familiares.
La Pastoral de Movilidad Humana PMH, desde hace algunos años, realiza una caravana de madres de desaparecidos en el camino a Estados Unidos por la ruta migratoria. Para Yanci Gómez, quien es prima de Yesenia y para ella “las caravanas representan esperanza y no seguir en incertidumbre, aunque se tiene el riesgo de encontrar las peores noticias o en el mejor de los casos retornar con su familiar, ’seríamos felices saber de ella, sin importar la situación en la que se encuentre’’ dijo.

Caravanas Estas mujeres realizan la búsqueda no sólo por sus hijos, sino por esposos, ahijados, sobrinos, primos e incluso padres o madres, en la que muchas veces se obtienen resultados nulos. Tienen como objetivo principal, la ubicación de los compatriotas pero no, necesariamente el retorno de los que han salido de estas tierras.
Sirven para denunciar las injusticias que muchas veces se cometen en los estados que recorren nuestros compatriotas, así como la concienciación a la población, para que no se vea a los migrantes como delincuentes.
Eva Ramírez es la coordinadora del comité ‘’Amor y Fe’’ de Tegucigalpa, que se encarga cada año de la organización de las caravanas de madres migrantes. Ella denomina a esta experiencia como un “puente real de esperanza”, porque logran ingresar a cárceles de mujeres y hombres, a centros hospitalarios y comunidades donde posiblemente se refugien los migrantes que han optado por la odisea al intentar cruzar la frontera.
‘’Es doloroso cuando las madres llegan con las historias, sin darles una respuesta pronta a su aflicción’’ remarca esta agente de la Pastoral de Movilidad humana. Las caravanas son puertas que se abren, buscando vida en caminos de muerte.

DATOS Para 2017 se espera que la caravana salga del país a finales del mes de octubre, retornando en los últimos días de noviembre con la participación de Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras. El movimiento Migrante Mesoamericano es el principal aportador en el aspecto logístico y económico para que las madres puedan realizar el viaje de búsqueda.

A %d blogueros les gusta esto: